4 septiembre, 2017

6 ejercicios para activarte en la oficina

Si eres de esas personas que se quedan dormidos en el trabajo o que siente que la oficina le absorbe todas sus energías, debes empezar a considerar tener una vida más activa dentro y fuera de tu empresa. Es bien sabido que cuando no dormimos un promedio de 7 u 8 horas estaremos cansados a lo largo del día, afectando directamente nuestro desempeño laboral y nuestra salud.

Hacer ejercicio es muy importante para el cuerpo humano, nos ayuda a reducir el estrés de una vida godín, aumenta nuestra capacidad de concentración además de prevenir el aumento de peso y las enfermedades cardiacas. Por eso, cuando te encuentres en tu cubículo, frente a tu computadora, es importante mantenerse activo. Aquí te dejamos 6 ejercicios para no sentir tan pesadas las maratónicas jornadas en el trabajo:

1. La pataleta

Es uno de los ejercicios más discretos que puedes hacer, porque sabemos que tampoco quieres llamar mucho la atención. Esta actividad consiste en estirar tus piernas hacia delante en 180º y posteriormente flexionarlas con fuerza hasta que lleguen a un ángulo de 90 grados. Este ejercicio también se puede replicar con tus brazos y verás como se torneará un poco más tu bíceps.

2. Levantamiento de pantorilla

Cuando ya tengas deseos de salir y te agarre la ansiedad en tu escritorio, en vez de mover tus pies de arriba a abajo sin sentido, mejor haz este movimiento para fortalecer tus pantorillas. Mientras estés sentado levanta sin despegar la punta de tus pies, aprieta tu pantorrilla durante 3 segundos y suelta. Puedes aumentar la dificultad poniendo un banco, tabla o bote de basura debajo de tus pies apoyándote únicamente en las puntas. Este ejercicio debe repetirse entre 10 a 12 veces al día.

3. Liberador de tensión

Este ejercicio se pude hacer parado o sentado ya que únicamente se concentra en los hombros y en el cuello. Primero lleva tus hombros hacia delante y hacia atrás en forma de círculos. Luego levanta únicamente el hombro derecho y bájalo lentamente. Repite este procedimiento con tu hombro izquierdo. Posteriormente repite los movimientos pero con los brazos completamente estirados. Finalmente pon tu espalda recta y mueve tu cabeza en todas direcciones para lograr estirar tu cuello. Haga 5 repeticiones al día.

estiramietos2

4. Estiramento de escritorio

Sujétate del borde del escritorio y con tus manos estiradas sepárate de éste lo más que puedas. Mientras tus brazos se van estirando coloca tu barbilla pegada a tu pecho e inclina tu cuerpo hacia adelante flexionando las caderas. Sentirás como se estiran los músculos de la espalda, brazos y hombros. Se recomienda realizar este ejercicio de 3 a 5 veces por día.

5. Tríceps Godín

Siéntate con tus manos colocadas en el filo de tu escritorio o en algún lugar de tu silla que no tengan rueditas. Coloca tus pies bien firmes en el suelo a uno o dos pasos separados del asiento o escritorio endereza los brazos para levantar tu cuerpo y luego dóblalos hasta que lleguen a una posición de 90º. Sostente 3 segundos y endereza tus brazos nuevamente mientras mantienes el cuerpo elevado sobre tu apoyo. Repite el ejercicio de 8 a 10 veces al día y verás cómo se fortalecen tus tríceps.

triceps

6. Abdominales de oficina

Sentado y con las manos apoyadas en el asiento de la silla levanta las rodillas por encima del nivel de las caderas, sentirás el trabajo en tu abdomen. Sontén la posición durante 15 segundos y repite la actividad 3 veces al día.

Ahora que ya conoces varios métodos sencillos y discretos para hacer ejercicio en tu oficina, es momento de activarte, sentarte con la espalda recta y reducir tu estrés mientras cuidas un poco más de tu salud. Además recuerda evitar las sillas demasiado cómodas para no caer en un sueño profundo y dormir en mala posición.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *