25 agosto, 2017

¿Cómo fomentar la lectura y escritura?

Crear un hábito de lectura puede parecer muy difícil, sobre todo con el poco tiempo que a veces nos queda en un día. Muchas veces vamos postergando nuestra lectura diaria y se vuelve más complicado cuando hay niños de por medio, que por sus diferentes actividades se alejan un poco de los libros.

A continuación te compartiremos algunos consejos para compartir y fomentar la lectura y escritura con tu familia, hijos y alumnos.

Lee tú

Antes que nada el mejor ejemplo para hacer que los demás realicen alguna actividad es realizarla tú mismo, ya que cuando las personas que te rodean notan que realizas esta actividad (o cualquier otra) también querrán hacerla. ¿Cuál es tu libro favorito?

Da permiso de elegir qué se leerá

Al compartir el hábito de lectura con personas que se van iniciando en esta actividad no es recomendable limitar las opciones ya que cada persona cuenta con gustos diferentes. Mientras que para ti algún libro puede ser el mejor, para otra persona puede no serlo. Deja que cada lector que te acompañe decida lo que leerá, así, podrán compartir lo que cada uno aprendió de sus lecturas y aprender cosas nuevas y diferentes.

No distraer y proporcionar un ambiente tranquilo y relajado

La mejor manera de retener lo que estamos leyendo es estar tranquilos, imaginando y poniendo atención;  sin prisas o actividades qué realizar con estrés. Te recomendamos comenzar tu lectura cuando hayas resuelto los pendientes más importantes. Una lectura entre actividades te ayudará a relajarte y despejar tu mente. También ayudará a ser más creativo.

 

Establecer horarios

A fin de cuentas la lectura es un hábito que hay que crear y mantener, por eso es recomendable comenzar con horarios y días de lectura, por ejemplo, antes de dormir, después de comer, llegando  a casa, etc.. También es recomendable limitar los días de lectura para extrañar la actividad y retomarla con más gusto.

Lecturas atractivas

Sobre todo si comenzarás la lectura con niños es necesario que ellos vean más que palabras, asegúrate de que los libros que les das tengan dibujos y colores ¡Qué mejor si ellos pueden llenar espacios y colorear las páginas!

Después de ello dile a tus niños que te cuenten cómo se imaginaron la historia  y que te platiquen qué y cómo lo entendieron.

Para fomentar la escritura con tus niños puedes hacer intervalos de lectura y posteriormente pedirles que ellos escriban algún párrafo que continúe con la historia que ellos están leyendo. Poco a poco irán escribiendo más y más.

También te recomendamos platicar en familia o grupo sobre el libro que decidieron leer. Si quieres hacerlo todavía más dinámico pueden interpretar y representar  a algunos personajes y adivinarlos.

Pero sobre todo ¡no permitas que sea aburrido y mucho menos lo manejes como un castigo!

Platícanos tus propios métodos para leer y cómo comenzaste con este maravilloso hábito de lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *