2 junio, 2017

Cortés en Coyoacán

El Barrio de Coyoacán fue donde Hernán Cortés cimentó la sociedad novohispana.

Por lo menos, eso cuentan algunas leyendas, por ejemplo, se cree que la construcción conocida como la “Casa Colorada”  fue mandada a construir por Hernán Cortés en el siglo XVI para Doña Marina, La Malinche, y que ahí convivieron durante un año. Aunque hay historiadores que cuentan que en realidad se ocupó como cuartel general y no como refugio amoroso.

Muy cerca de ahí, sobre la Calle de Higuera, donde se encuentra la Plaza de la Conchita, se aloja el primer edificio cristiano de México, la capilla de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, la cual se erigió también por orden de Cortés con el fin de que se convirtiera en un convento de monjas, ya que cerca de ese lugar brotaban varios manantiales, de los cuales se abastecían de agua los lugareños.

Dentro del mismo Barrio de la Conchita está la Hacienda de Cortés que, se dice, fue parte de las caballerizas de éste y que en la década de los veinte la habitó el pintor Gerardo Murillo, Dr. Atl. En 1934, el señor Rubén Mejía Salcedo la adquirió con el fin de honrar la memoria del conquistador español por lo que le nombró Quinta Hernán Cortés. Al hacer algunos arreglos al edificio encontró un túnel que comunica la casa a otras construcciones de la época, ahí se encontraron ídolos de arcilla, un esqueleto y el sello de Cuauhpopoca, tlatoani de Coyoacán.

Otro de los lugares en donde se cree que vivió el conquistador es el Antiguo Palacio del Ayuntamiento de Coyoacán o Casa de Hernán Cortés, y que se encuentra a un costado de la Plaza Hidalgo y hoy alberga la administración de la Delegación Coyoacán. También se cuenta que en teste edificio se torturó a Cuauhtémoc quemándole los pies para que confesara dónde se escondían los tesoros de su imperio.

Hernán estableció su cuartel general en este barrio hasta 1523 y fundó el primer ayuntamiento de Nueva España, por lo que fue nombrada su primera capital.

En Coyoacán se comenzó a formar la estructura de Estado de la Nueva España al iniciar el sistema de encomiendas y convertirse en la sede para aliarse con los caciques de los pueblos enemigos de los mexicas. En este lugar Cortés recibió al Señor Tzintzicha o Calzontzin, emperador Purépecha. También aquí se alió con el cacique Ixtolinque a quien bautizó como cristiano.

En Coyoacán, Hernán Cortes y sus aliados forjaron una parte fundamental de la historia de México, por lo que hoy es una de las zonas patrimoniales más importantes  y corazón cultural de la Ciudad de México.

¿Te gustaría conocer este histórico lugar? No te pierdas este episodio de Cultura a la Carta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *