7 septiembre, 2017

Curiosidades de ‘el manco de Lepanto’

El autor de la obra más importante del habla hispana tuvo que sortear un sinfín de vicisitudes a la par de su famoso personaje, don Quijote de la Mancha.

Por ejemplo, Miguel de Cervantes y Saavedra tuvo que lidiar con su tartamudez, por lo que era una persona tímida que evitaba participar en actos públicos, pues a pesar de su gran sentido del humor, fue algo que siempre le avergonzó.

Una experiencia importante que lo marcó fue su participación en la batalla de Lepanto en 1571, en este conflicto, Cervantes perdió la movilidad de su mano izquierda al ser herido, motivo por el que es conocido como el “manco de Lepanto”.

También vivió el martirio de la esclavitud durante cinco años al ser capturado por piratas bárbaros en 1575, hasta que fue rescatado por un sacerdote que pagó por su libertad 500 escudos de oro.

Cervantes nunca fue un católico ferviente, por lo que fue excomulgado tres veces, de hecho se cuenta que una de las veces que fue a dar a la cárcel, fue por quedarse con parte del cobro de los impuestos de la Iglesia, y justo en una de esas estancias como convicto, comenzaría a escribir El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

La pobreza siempre sería el marco de su vida y nunca recibió recompensa alguna por escribir su magna novela, a pesar de que en cuanto se publicó tuvo un gran éxito.

Así vivió y murió don Miguel de Cervantes y Saavedra en una tumba humilde, sin lámina, como un total desconocido.

 

No te pierdas este episodio de Cultura a la Carta y conoce más de don Miguel de Cervantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *