6 octubre, 2017

¿De dónde vienen estas palabras?

 

Todos los días decimos, en promedio, 13,000 palabras al día, pero ¿sabes de dónde viene cada una? Estamos tan acostumbrados a decirlas que se nos olvida preguntarnos de dónde habrán salido. Desde pequeños aprendemos a decir palabras, principalmente mamá o comida y con el paso del tiempo vamos agregando más a nuestra lista de vocabulario.

A continuación te presentamos seis palabras y conoceremos un poco más de su origen:

Salario: Una palabra cuyo significado en estos días nos parece maravilloso, ya que recibir dinero a cambio de lo que hacemos es verdaderamente satisfactorio.

La palabra ‘salario’ viene de ‘sal’, así como lo lees, ya que la sal hace muchos pero muchos años era un elemento extremadamente valioso y servía como pago o intercambio a diferentes servicios o productos.

Ahora, sigue siendo muy valiosa a la hora de cocinar.

Láser: En las últimas décadas la palabra ‘láser’ se puso de moda al tener más tecnología, para impresoras y aparatos de belleza que sirven para eliminar algunas imperfecciones o incluso tatuajes. Esta palabra viene ni más ni menos que de las siglas de su significado ‘Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation’.

¿Quién pensaría que sería tan fácil?

Siesta: Qué maravilloso poder disfrutar de un ratito para descansar durante el estrés de nuestro día. Bueno, hace algunos años San Benito también lo pensaba y él decía que era momento de reposar un poco a la ‘sexta hora’, que era la de más calor en donde él vivía, así que se refería a ese momento como ‘guardar la sexta’ y así evolucionó hasta volverse ‘siesta’.

Restaurante: En  1765 existía un lugar para comer en el cual su slogan era “Venir a mi […] que los restauraré”, refiriéndose a las personas con hambre que necesitaban llenarse de energía nuevamente. Así, la palabra evolucionó ya que a cada restaurante al que vamos es, precisamente,un lugar para restaurarnos.

Jamón: Seguimos hablando de comida y ésta es la evolución de la palabra ‘pierna’ ya que en latín es ‘jambe’. Fue en España desde 1335 que se comenzó a decir ‘jamón’.

Sádico: Cuando hablamos de una persona sádica la relacionamos con crueldad y agresividad, bueno, esta definición viene de los personajes del escritor Francés Marqués de Sade (1740), se dice que estos personajes están muy inspirados en su personalidad ya que todos son violentos y crueles.

¿Sorprendido? ¡Nosotros también!

Platícanos los orígenes de las palabras que conozcas y sigamos aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *