28 julio, 2017

Deliciosa receta de Real de Catorce

Existen lugares donde hay magia, poderes curativos, aventura y relajación, con paisajes maravillosos que te pueden dejar sin aliento y una estupenda vista de la sierra.

Real de Catorce un pueblo en medio del desierto de San Luis Potosí donde podrás visitar un pueblo fantasma, la mina Concepción, o simplemente recorrer sus calles llenas de magia y degustar una gastronomía increíble que no querrás perderte. Una combinación de recetas indígenas y españolas, siendo el maíz un ingrediente básico, así como la carne roja. Real de Catorce nos da la oportunidad de probar todas estas especialidades de la cocina regional de San Luis Potosí.

shutterstock_162545585

No es necesario visitar este increíble Pueblo Mágico de San Luis Potosí para degustar sus platillos, aquí te enseñaremos a llevar la magia hasta tu mesa preparando una típicas enchiladas potosinas, preparadas con chile rojo, frijoles refritos, salsa de tomate y queso.

Ingredientes: 

  • 2 chiles anchos remojados en agua hirviendo, molidos y colados
  • 1/2 kg de tortillas
  • Sal al gusto
  • Aceite o manteca de cerdo para freír

shutterstock_191625608

Ingredientes para la Salsa:

  • 1 jitomate grande
  • 8 tomates verdes
  • 5 chiles  al gusto
  • 2 chiles guajillos
  • 1/2 cebolla picada
  • 2 cucharadas de manteca
  • Sal y pimienta al gusto
  • 100 gramos de queso chihuahua rallado
  • 100 gramos de queso añejo rallado

Como primer paso para preparar la salsa se hierven los jitomates, los tomates y los chiles con un poco de agua, posteriormente se licuan. Por otro lado la cebolla se acitrona en la manteca, se le añade el licuado que anteriormente se hizo con sal y pimienta al gusto, lo dejamos espesar y sazonar, ya cuando este un poco espesa se agregan los quesos.

Para nuestras deliciosas enchiladas, colocamos las tortillas en un comal ligeramente engrasado, les untamos nuestra deliciosa salsa y  se dejan unos segundos para que cuaje la salsa, juntado las orillas para que se peguen, como si fueran quesadillas.

Se van colocando en un trapo adentro de un canasto, bien tapado para que suden. Deben prepararse por lo menos de un día para otro. Antes de servirse se fríen en manteca o en aceite caliente y se escurren sobre papel absorbente.

Sirve las enchiladas en un plato y acompáñalas con un poco de crema, cebolla picada y guacamole al lado.

¡Provecho! 

shutterstock_156905675

¡Acompáñanos en este recorrido por Real de Catorce! Sólo en Sazonando la Historia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *