21 septiembre, 2018

El futuro de la moda es sustentable

El sector textil, aunque no lo imaginábamos, también genera un impacto sobre el medio ambiente importante. Marcas transnacionales, así como comunidades locales, han comenzado a tomar acciones en pro del planeta en relación con sus procesos.
La moda sustentable no se basa únicamente en procesos menos agresivos. También trata sobre la reutilización de materiales. La tendencia vintage recupera productos de otras épocas, por lo general hechas artesanalmente, que dotan de una gran calidad a la prenda con finos detalles, añadiéndole valor en el mercado.
Algunas marcas han respondido al cambio climático, incluso sin alterar su sentido de la estética. materiales como el bambú o botellas de PET han sido transformados en ropa. Tal es el caso de camisetas de fútbol creadas a partir de PET reciclado.Por otro lado, los procesos del cuidado de las prendas también han dado pie a prácticas más ecológicas. En el mercado ya es posible encontrar detergentes amigables con el medio ambiente. A su vez, es recomendable secar al Sol sustituyendo la secadora de ropa.
Parte de darle una mano al planeta también ha resultado en hacer productos de mayor calidad que tengan que ser reemplazadas con menor frecuencia.
Es imperativo generar consciencia sobre las prendas hechas con animales. Debemos dar prioridad los productos libres de crueldad animal. Incluso, hay que prescindir de todo aquello de que tenga un origen animal en cualquier parte del proceso.
Entre las iniciativas podemos encontrar diferentes estilos de producción. Sustancias como el colorante, cuentan con metales pesados que contaminan el agua y la salud de los humanos. Actualmente, muchos productores han  sustituido esta sustancia con materiales biodegradables.
Por último, parte de la moda sostenible se encuentra también en el método de distribución. El comercio textil debe generar un bien mayor a las personas. Esto se traduce en una forma de comercio justo, valorando la igualdad de las personas, beneficios económicos para la comunidad y la creatividad.
Vale la pena involucrarse más, conocer el desarrollo de los productos que adquirimos.
¡Pongamos de moda hacer el bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *