20 agosto, 2018

El uso correcto de la C,S y Z

A la hora de redactar textos es muy importante escribir correctamente, una buena ortografía no sólo hace más claro y ligero el mensaje, además otorga identidad al contenido.

Por ello, no está de más revisar a detalle los textos que a diario escribimos, tomemos un momento para analizar cada oración. Existen reglas ortográficas que es importante conocer y repasar, las cuales nos pueden ayudar a tener escritos que inspiren confianza, sean profesionales y generen credibilidad en los lectores.

 

¿Sabes cuál es uso correcto de las letras, c, s y z?

La C como bien sabes es la tercera letra en nuestro abecedario y  su uso es muy variado. Su sonido es muy diferente según la vocal que le siga. Por ejemplo: cabeza, corazón, cuerda, cito, etc.

Cuando una palabra en singular termina en z su plural se escribe con “c”. Ejemplo: Lápiz – lápices.

Si la palabra es un sustantivo y termina en “tor” o en “sor” cambia a “ción”. Ejemplos: director – dirección.
Todas los verbos que en su forma infinitiva terminen en “cer”, “cir” como por ejemplo: cocer, conceder, decir, recibir.  A excepción de los que terminan en “asir” o “coser”

La S esa letra que como muchos le decimos “de viborita” es la que más confusión nos puede dar por su sonido al momento de pronunciarla.  Se escribe siempre al final de aquellas palabras que tienen acento en la penúltima sílaba, también llamadas: palabras llanas. Pero ojo, las palabras que no aplican en está regla son: cáliz y lápiz.
Otra regla es que las palabras compuestas y o derivadas de la misma se escriben con S, como: pesar – pesado y sensible – sensibilidad. Palabras cuya terminación sea “esa”, “isa” de aquellas palabras que signifiquen oficios de mujeres como lo es la palabra “princesa” o “poetisa”. También los adjetivos que su terminación sea “aso”, “eso”, “oso”, “uso”. Algunas palabras en las que está regla aplica son: difuso, travieso, queso, laso.

Finalmente tenemos la letra Z, que no por última es menos importante. Toda palabra que termine en “azo” o “aza” se escriben con zeta como las palabras: pedazo y terraza. Los sustantivos que son derivados de alguna palabra que termine en “anza”, “eza” y “ez”, esperanza, grandeza y honradez son algunos ejemplos.

En el caso de los apellidos todos aquellos que terminan en: az, ez, iz, oz, uz, se escriben con zeta. Algunos ejemplos son: Vélez, Pérez, Cruz, Ortíz.

Esas son algunas reglas ortográficas que debes considerar la próxima vez que la inspiración te llegué y decidas escribir una novela romántica o un cuento de hadas. Pero antes, ¡Cuéntanos! ¿Qué otra regla conoces?. Comparte con nosotros tus conocimientos para crecer como Maestros de Vida. 

 

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *