31 octubre, 2018

¡Eureka! Y los descubrimientos de Arquímedes

Muchos de los cálculos que se realizan fácilmente hoy en los salones de clases tomaron siglos de entendimiento y revelaciones que sólo algunos genios podían descifrar para ponerlos en fórmulas entendibles para todos.

Hace miles de años en el 278  a.C. para ser exactos nació Arquímedes, uno de los matemáticos, físicos y pensadores griegos más famosos de todos los tiempos.

Arquímedes vivía en un lugar conocido como Siracusa, actual Italia. Era hijo del astrónomo Fidias por lo que mostró interés por las ciencias desde muy pequeño, pero se enfocó especialmente en las matemáticas.

En su juventud partió hacia Alejandría donde realizaría sus estudios bajo la supervisión del maestro Canón de Samos, a quien siempre le mostró admiración. Al culminar sus estudios, regresó a su ciudad natal para dedicarse de lleno al trabajo científico.

Aunque Arquímedes es un personaje muy conocido en la historia, pocos detalles se saben de su vida. No se sabe si alguna vez se casó o si llegó a tener hijos. Si existen registros de que uno de sus amigos más cercanos escribió una biografía sobre él, pero ésta no logró conservarse. Lo que conocemos de Arquímedes son relatos y anécdotas que se narraban desde la antigüedad.

Una de las anécdotas más conocidas cuenta el momento en el que descubrió el principio de la hidrostática, ahora conocido como el principio de Arquímedes. Según la historia, el rey Hierón II ofreció una gran cantidad de oro para que le hiciera una corona totalmente pura del metal dorado. El rey sospechaba que el joyero había utilizado plata, por lo que le encargó a Arquímedes que determinara de qué metales estaba hecha su corona.

La solución habría sido sencilla, ya que únicamente se debía calcular la densidad de la corona, pero como ésta no podía fundirse el reto resultó aún mayor. Una tarde mientras Arquímedes tomaba un baño, metió la corona al agua y notó como el agua de la bañera se desplazaba. La emoción del científico fue tal, que salió a las calles corriendo desnudo mientras gritaba repetidamente la palabra ¡Eureka! (en griego, “lo conseguí”).

Al llegar al palacio, llenó una bañera con agua y comparó la altura que el agua tomaba con La corona y la que tomaba con la cantidad de oro que el rey había entregado al orfebre. La densidad de ambos objetos era diferente. Así descubrió que el joyero utilizó un combinado de plata y oro, para engañar al rey.

También existen muchas anécdotas sobre su muerte y aunque aún no se sabe exactamente los motivos, es seguro que Arquímedes fue asesinado por un soldado romano mientras realizaba algunos de sus estudios. Eso ocurrió en el año 212 antes de nuestra era durante la Guerra Púnica cuando el general Marco Claudio Marcelo tomó la ciudad.

Entre los principales descubrimientos de Arquímedes se encuentran:

1.- El principio de hidrostática.
2.- Explicación del principio de la palanca.
3.- Método de exhaución para calcular el área bajo una curva.4.- Determinación de la constante matemática Pi.
5.- La serie geométrica infinitesimal.
6. Extracción de raíces cuadradas antes de que aparecieran reglas para ese cálculo.

También se le atribuyen los siguientes inventos:

1.- El tornillo de Arquímedes (espiral dentro de un cilindro para transportar líquidos)
2.- La garra de Arquímedes (una grúa para mover los barcos enemigos)
3.- El polipasto (poleas para elevar grandes pesos)
4.- El odómetro (instrumento que calcula la distancia recorrida, en ese entonces calculaba cada milla)

Por estos motivos Arquímedes es conocido como uno de los más grandes científicos de la historia. Muchos aún lo condenan un prodigioso o incluso un “divino” dentro de las matemáticas y la física.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *