14 septiembre, 2017

La importancia de apagar la luz

¿Les ha pasado que se encuentran en su cuarto, su familia les llama para cenar o deciden que es momento de ver la televisión y cambian de lugar sin apagar la luz de su habitación? Seguro es algo que a más de uno le ha sucedido y es que estar en la comodidad de nuestro hogar hace que olvidemos varios de los cuidados que debemos brindarle a nuestra casa.

La iluminación representa cerca de un tercio de la energía que se consume en el hogar, por lo que es de suma importancia cuidar su consumo. Siguiendo unos cuantos consejos muy sencillos, será más fácil ahorrar en el consumo de la luz y con ello ayudar al medio ambiente evitando emisiones de gases de efecto invernadero y de mercurio que provocan las luces eléctricas.

Para iniciar debes cambiar los focos incandescentes por lámparas fluorescentes, las cuales pueden ahorrar entre 50% y 75% de la energía produciendo igual o mayor iluminación. Además, producen menos calor en la habitación y llegan a durar hasta 10 veces más. También podrías considerar la posibilidar de instalar temporizadores o sensores que mantengan las luces encendidas únicamente cuando haya alguien presente en el cuarto.

De igual manera, recuerda que no es necesario iluminar toda la habitación para hacer ciertas tareas. Puedes leer o hacer tarea utilzando sólo una lámpara dirigida a tus libros y computadora.

No debes olvidar que todas los focos de tu casa deben de limpiarse para evitar que la suciedad disminuya su luminosidad ya que un foco en mal estado disminuye hasta un 50% de su emisión de luz.

shutterstock_539802490

Pero no todo se trata sobre el estado de los focos, es igual de importante aprovechar la luz natural dentro de una casa. Para eso puedes decorar o pintar tu hogar con colores claros que reflejen la luz. También puedes utilizar cortinas claras y sueltas en las ventanas para permitir que la luz del sol entre más fácilmente a los cuartos, de esta forma podrás iluminar sin necesidad de prender la luz eléctrica.

No obstante, ninguno de estos consejos sería útil si olvidamos apagar la luz cada que salimos de nuestro cuarto. Un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid demostró que si dejas encendida una lámpara por más de 7 minutos sin necesitarla o utilizarla en realidad, el gasto comienza a reflejarse en nuestra economía. Así mismo, este estudio demostró que dejar prendidas las luces de lámparas ahorradoras durante más de 43 minutos provoca emisiones de gases y de mercurio que afectan directamente al medio ambiente.

Ahora que ya conoces todos los beneficios económicos y ambientales de ahorrar en la iluminación del hogar, intenta seguir los consejos y podrás ver la diferencia en tu bolsillo y en tu entorno.

No te pierdas este increíble episodio y Didiviértete Aprendiendo más sobre la energía eléctrica:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *