La paz en la mente de los niños

En medio de la que quizá es la época más hostil de la humanidad, es un reto de grandes dimensiones, implementar el enfoque de paz en la currícula escolar, sobre todo si se toma en cuenta que la sociedad actual elige a los individuos más productivos, es decir, aquellos que destacan sobre los demás por tener la capacidad de brindar mejores resultados en menor tiempo.

Al crear en la mente humana la necesidad de ser, tener, producir y lograr más que el otro, el ser humano puede desarrollar de manera inconsciente, un sentido de supremacía, factor que de no regularse, tiende a opacar valores como la honestidad y la lealtad.

Entre otras razones, esta es una de las causas por las que dentro del aula escolar, los niños con algún impedimento orgánico para aprender, – dislexia, por ejemplo -, o con menor capacidad física o mental, son rebasados y en ocasiones agredidos por sus demás compañeros, patrón que se repite una y otra vez hasta la edad adulta en el lugar de trabajo.

Implementar la educación con enfoque de paz en la enseñanza básica, es una propuesta que favorece a la reconstrucción del tejido social mexicano, ya que a edades tempranas, el niño aprende que el conocimiento es una herramienta con la que se puede crecer en conjunto y no un factor que segregue o marque distinción.

De acuerdo con el Maestro Héctor Manuel Vázquez Castillo, quien pertenece al departamento de Desarrollo Académico de la Universidad Albert Einstein, la educación con enfoque de paz puede enseñarse de manera vertical u horizontal, es decir, a través de asignaturas específicas o bien, introducir los conceptos clave en las materias que conforman los diferentes planes de estudio.

En este sentido, cabe destacar que asignaturas como Ciencias Sociales, Historia y Español pueden ser las idóneas para “sembrar” en la mente de los niños los conceptos de paz, no obstante, en otras materias como matemáticas es factible ejemplificar de manera gráfica y cuantitativa las ventajas que ofrecen valores como la inclusión y la igualdad.

En este sentido, matemáticas, física y química podrían percibirse como conceptos fríos en los que no hay cabida para los valores, sin embargo el Maestro Vázquez nos dio consejo para introducir el enfoque de paz en este tipo de materias. “Lo primero que se debe hacer es preguntarse qué tipo de valores hay alrededor de estas asignaturas; por ejemplo: alrededor de la química está la dignidad humana”.

Con la química se puede enseñar a los niños que si uno altera el correcto procedimiento con el que se mezclan las sustancias, el producto final puede ser dañino o no deseado. Esto ocurre cuando las personas no respetan la composición de los elementos sociales dando lugar a la corrupción, lo cual tiene efectos nocivos para todos los integrantes al atentar contra la dignidad humana.

En instituciones académicas como la Universidad Albert Einstein, la enseñanza con enfoque de paz se utiliza para capacitar a los futuros docentes, psicoterapeutas y otros profesionales del área de las humanidades, recurso humano que podrá convertirse en los grupos de científicos sociales que construyan una sociedad más equitativa e integralmente desarrollada.

Conoce más en este episodio de Conversando con México:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *