15 mayo, 2017

Mascotas y su rehabilitación

Nuestras mascotas son activas; corren, caminan, saltan, suben, bajan y demás. Tienen una energía única. Sabemos que hacer ejercicio con ellos es importantísimo para crear un vínculo más profundo y para mejorar la salud.

Pero aunque suene lejano, nuestros perritos se pueden llegar a lastimar por diversos factores se pueden llegar hasta a necesitar algún tipo de cirugía. Puede ser que se llegue a lastimar un patita o lesionarse un músculo, e incluso tener que recuperarse de la cirugía cuando tienen cachorritos.

Al pasar por un proceso operatorio los cuidados posteriores son importantísimos para la recuperación completa de tu mascota. La rehabilitación, en la mayoría de los casos, le devolverá la calidad de vida anterior a tu mascota.

El cuidado de tu mascota es prioridad y su bienestar debe ser lo más importante. Existen lesiones difíciles de atender. Si tu perrito cuanta con algún problema es necesario acudir al veterinario y saber exactamente con que dolencia cuenta para seguir al pie de la letra sus instrucciones.

Pero aquí te brindamos unas recomendaciones para prevenir y tratar dolencias menores.

Si tu perrito cuenta con alguna lesión o dolencia en las patas traseras.

Lo primero es conseguir que el perro trabaje con las patas traseras, esto lo podemos conseguir caminando con la correa corta e indicando al perro que debe cargar peso en los posteriores. Va a ser prácticamente imposible si el perro tiene dolor en las caderas, rodillas o alguna otra estructura del tercio posterior, así que ten cuidado de saber de dónde proviene el dolor.

También hacer sentadillas (hacer que el perro se siente y se levante) va a ser otro de los ejercicios que realizaremos; debemos reservar este ejercicio para cuando el perro no tenga dolor en los posteriores y su masa muscular sea la adecuada para aguantar este ejercicio, en caso de que no tenga la capacidad por sobrepeso o algún otro problema, nos podemos ayudar de un arnés para posteriores para ayudar al perro a levantarse.

Terapia acuática

Llevar a tu perrito a nadar puede ser muy beneficioso, esto ayudará a fortalecer sus músculos y huesos haciéndolos más fuertes, entre sus beneficios se encuentran los siguientes:

-Los perros que sufren de displasia o dolencias en las articulaciones encuentran en la natación una rehabilitación efectiva.

-Nadar contribuye a curarse otras lesiones menos severas.

-Aumenta el potencial del metabolismo aeróbico.

-Le ayuda a coordinar mejor.

– Pierden grasa acumulada y se adquieren agilidad en lo movimientos.

-Nadar es divertido, relajante y refrescante.

-Mejora su capacidad pulmonar y el estado de su corazón.

No olvides pedir la opinión del veterinario, el perrito podría necesitar más apoyo para la terapia en agua como el apoyo de cintas para caminar.

Masajes

Los masajes pueden ayudar a reducir molestias, lesiones, torceduras y contracturas en tu mascota.
Si sabes que tu mascota no tiene una lesión grave, puedes darle masajes de varios minutos al día para relajar los músculos, reducir niveles de estrés y aliviar lesiones.


Estas son tres prácticos consejos para ayudar a tu perrito en caso de alguna lesión leve y prevención de las mismas. Recuerda acudir con el veterinario si la lección o afección del perrito es severa, pues podrían necesitar terapias más especializadas para recuperar su movilidad y bienestar como electroterapia o termoterapia.

Si conoces algún otro consejo para mejorar las lecciones en tu mascota no dudes en compartirlo con nosotros. 

¿Necesitas un lugar para atenderlos? CARCAN es un lugar especializado en mascotas donde le darán a tu compañero todo lo que necesita para sentirse mejor, conócelo en Ventana Educativa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *