8 noviembre, 2017

¡Míralas volar! Son las mariposas monarca

¿Te imaginas poder volar?

No existe nada más relajante que ver a una mariposa volar, para muchos puede representar suerte, tal vez un símbolo de transformación o evolución en la vida, para algunas culturas, las mariposas han sido consideradas como entes que pueden volar entre el mundo de los vivos y el de los muertos debido a la ligereza de su vuelo. ¿Conoces su hogar? Aquí te presentamos los cinco parques naturales, en Michoacán y el Edomex, donde podrás admirar lo magnífico del vuelo y color de estos pequeños seres.

Desde hace 41 años, México ha sido el hogar de la mariposa monarca entre los meses de noviembre y marzo.

En Morelia las mariposas monarca visitan:

1. El Rosario

El sitio de hibernación de la mariposa monarca se encuentra ascendiendo por la montaña a lo largo de aproximadamente dos kilómetros. Puedes realizar este hermoso recorrido a pie o a caballo, los guías locales harán que esta experiencia esté llena de datos curiosos e información que seguro te impactará.

2. Sierra Chincua

Aquí encontrarás enormes árboles llenos de mariposas. Durante el camino descubrirás parajes y tres miradores que te permitirán tomar fotografías sorprendentes.

En Estado de México:

3. Santuario Ejido El Capulín

Cerca de Valle de Bravo está el caserío El Capulín. El recorrido es de cuatro kilómetros e irás acompañado de bellos paisajes de bosques que conducen a esta elevación donde hiberna la mariposa monarca.

4. Santuario Piedra Herrada

Este santuario está situado en el Nevado de Toluca, por lo que el paisaje. En esta zona, la mariposa monarca advierte oyameles, donde crece y reproduce. Para llegar al santuario sólo escucharás el suave revolotear de las mariposas.

5. Santuario La Mesa

A los pies de las montañas que separan Michoacán y Estado de México se halla este santuario, hogar de miles de mariposas monarca durante el invierno. En este paraje existe un parador turístico dotado con cómodas cabañas, restaurantes, miradores y senderos ideales para andar en bicicleta. También puedes rentar caballos y contratar servicio de guías para llegar al sitio donde se hospedan estos anaranjados insectos.

 

No importa en donde elijas vivir esta experiencia, lo importante es que no te la pierdas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *