4 septiembre, 2018

¿Para qué sirven las actividades extracurriculares?

Las actividades extracurriculares son muy positivas, mejoran el nivel educativo, las relaciones interpersonales y aumentan la motivación de los alumnos; siempre y cuando  no se abuse de ellas, dejen tiempo libre y motiven a los niños a seguir haciendo estas actividades. 

Es importante tomar en cuenta que estas actividades son para mejorar el rendimiento escolar de los niños y no solo una forma de ocupar las horas mientras estamos en el trabajo, ya que si se toma de esta forma las actividades realizadas pueden crear estrés, cansancio y otras cosas que no beneficiarán en absoluto, al contrario.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa demuestra que son los niños que van a clase de música o reciben clases extracurriculares científicas obtienen mejores resultados académicos y actitud más positiva.

A continuación te dejamos algunas actividades con las que tu hijo podrá desarrollar sus aptitudes y capacidades, y pasársela bien al mismo tiempo. 

Deportes y juegos 

 Deportes como el baloncesto, fútbol, tenis, karate, natación, béisbol, entre otros; generan una convivencia sana y pacífica, además de que aprenden a convivir con otras personas, respetarlas y comienza lo que es el trabajo en equipo. 


Jugar ajedrez

Este juego reúne las características que favorecen el desarrollo de habilidades cognitivas y aptitudes mentales. Mejora la capacidad para resolver problemas, las habilidades lectoras, de lenguaje, matemáticas y de memorización.

Clases de pintura

Las clases de arte ayudan a expresar toda la creatividad de los niños porque es muy importante para su desarrollo integral. Mediante el arte los niños pueden expresarse a través de distintos elementos y surge la creatividad e imaginación que tienen ya que de esta forma expresan sus emociones y sensaciones.

Clases de Ballet

El ballet requiere mucha concentración a nivel psíquico, y flexibilidad, coordinación y ritmo musical a nivel físico. Alguno de los beneficios son el desarrollo de la expresión corporal, oído y la memoria, ayuda a la agilidad y coordinación de los movimientos, ayuda a los niños más tímidos a superarlo, mejora la autoestima y reduce el estrés o ansiedad.

Clases de idiomas

Aprender idiomas es de suma importancia  a cualquier edad, pero es preferible que comiencen desde pequeños ya que el cerebro de los niños es como una esponja y tomarán un segundo lenguaje de una forma natural. El hablar otro idioma mejora la atención y sirve de entrenamiento mental al ejercitar la memoria .

Música 

La música genera un mayor desarrollo intelectual, auditivo, sensorial, automotriz y del habla en los niños. Ayuda a tener una mayor seguridad en los pequeños y el aprendizaje  a través de las canciones, aporta concentración y una mejor expresión corporal.

Recuerda que las actividades extracurriculares son indispensables para mejorar el rendimiento académico y social de los pequeños, pero si son demasiado para ellos podría provocar efectos contrarios a ello como estrés infantil. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *