27 noviembre, 2017

Pequeños consejos para una gran ortografía

A pesar de que la tecnología se ha vuelto una herramienta eficaz para la escritura, es muy importante aprender a redactar sin contar con un corrector ortográfico a la mano porque saber escribir bien denota tu forma de ser y es fundamental para conseguir empleo, ya que es algo a lo que los reclutadores y empleadores prestan especial atención, a nadie le gusta ver horrores ortográficos en una persona profesional.

No te preocupes si en este momento sientes que no tienes una perfecta ortografía, haciendo práctica de los siguientes tips pronto serás insuperable.

1. Lee lo más posible.

¿Por qué esto te ayudará? Muchas palabras se vuelven familiares a medida que las ves con mayor frecuencia. Cuanto más leas, más palabras memorizarás y podrás identificar con mayor facilidad la forma correcta de escribir una palabra.

2. Regresemos a las planas.

Si hay palabras que sabes que te crean una dificultad al escribirlas, crea una lista y escribe 10 veces cada una y practícalas hasta tenerlas dominadas.


3. Di las palabras en voz alta.

Cada vez que practiques una palabra difícil, pronúnciala en voz alta. Más tarde recordarás cómo sonaba la palabra cuando la has escrito correctamente. ¡Tendrás excelentes resultados!

4. Memoriza palabras especiales.

Existen grupos finitos de palabras que si conoces y memorizas, te serán más fáciles de recordar a la hora de escribir. Algunos ejemplos de esto son los pronombres, las preposiciones, los artículos, etc.

5. Revisa las reglas para el uso de prefijos y sufijos.

Los prefijos son los morfemas que se colocan antes de la raíz de la palabra, por ejemplo el prefijo re- antes de nacer, renacer. Entretanto, los sufijos son los morfemas que se colocan al final de una palabra, por ejemplo al verbo cantar le agregas el sufijo –ante y obtienes el sustantivo cantante. Una vez que comprendas la diferencia entre cada sufijo y prefijo y sus significados, entenderás más claramente cómo utilizarlos.

6. Subraya cuando sea necesario.

A medida que vayas leyendo libros puedes realizar marcas para indicar las palabras que necesitas practicar o investigar. Simplemente recuerda volver atrás y borrar las marcas una vez que las registres en el listado y aprendas. Si utilizas un lector de ebooks, asegúrate de seleccionarlas y marcarlas para practicar.


7. Haz test de ortografía.

Rétate a ti mismo y realiza tests de ortografía. Es una gran herramienta para encontrar palabras mal escritas o que suelen causarte confusión.


8. Imagínate escribiendo la palabra.

Si bien esto puede sonarte algo ridículo, cuando te imaginas escribiendo la palabra es una actividad muy útil para recordar cómo se escribe.

Sigue estos sencillos tips y notarás la diferencia, no olvides compartirnos tus resultados para juntos seguir aprendiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *