10 julio, 2018

Pintores mexicanos que han pasado a la historia

México ha sido tierra de grandes artistas, desde bailarines y cantantes hasta arquitectos, escultores y directores de cine. En esta ocasión profundizaremos en los más grandes representantes de la pintura de nuestro país quienes en sus imágenes plasmaron realidades surrealistas, enaltecieron el mestizaje y relataron la historia de nuestros orígenes.

Aunque la pintura en México data desde la época prehispánica, es a principios del siglo XX donde vivió su máxima expresión en un movimiento conocido como Muralismo Mexicano. Este periodo juntó a varios intelectuales que decidieron representar sus ideales revolucionarios con el pincel para promover un cambio político y social. De aquí surgieron los nombres más conocidos de la pintura nacional, sin embargo existen otros artistas que no pertenecían a esta corriente y también lograron reconocimiento internacional.

Aquí te dejamos algunos de los más importantes maestros del lienzo y de los muros que ha dado nuestro país.

Diego Rivera

Nacido en Guanajuato, Diego Rivera es uno de los máximos exponentes del muralismo mexicano. Se destacó por ser ferviente defensor de la ideología comunista y no dudaba al momento de representarlo en sus obras. Creó diversos murales en edificios históricos de México como en el Palacio Nacional y en el Teatro de los insurgentes. Su trabajo fue reconocido a nivel mundial llegando a pintar murales en Argentina y Estados Unidos.

Murió a la edad de 70 años en la casa y estudio que compartía con Frida Kahlo al sur de la Ciudad de México. Actualmente su casa es un museo donde se exponen obras de ambos artistas.

Rivera

Frida Kahlo

Pintora surrealista mexicana que es recordada no sólo por gran su obra, sino por la trágica y pasional vida que tuvo. Frida tuvo que habitar periodos largos de su vida en la cama debido a que desde pequeña contrajo poliomielitis, lo cual derivó en diversas lesiones, operaciones y accidentes. Pero un accidente en autobús que le rompió la columna en tres, fue el que despertó en ella la inquietante necesidad de sacar sus frustraciones y emociones a través de la pintura. Es por esto que en su obra predominan los autorretratos donde se reflejan su tormento interno. Su talento la llevaría a exponer cuadros en Francia con la invitación especial de André Bretón y, previamente, a conocer a Diego Rivera quien se convertiría en el amor de su vida e impulsor de su carrera.

Actualmente es un icono del feminismo y es utilizada como referencia de la cultura popular mexicana a nivel mundial.

kahlo

David Alfaro Siqueiros

Pintor y militar mexicano que es considerado como uno de los tres iconos del muralismo mexicano. Nació en Chihuahua y en su juventud se enlistó en el ejercito constitucionalista de Venustiano Carranza para combatir el gobierno del general Victoriano Huerta. Sus viajes por el México revolucionario llenaron a Siqueiros de una perspectiva cultural cargada de tintes políticos lo cual se vería reflejado posteriormente en sus obras llenas de realismo social y de expresiones cotidianas de los pueblos proletarios del país. Sus obras se encuentras inmortalizadas en edificios como la rectoría de la UNAM, el Castillo de Chapultepec y el Polyforum cultural nombrado en su honor.
A lo largo de su vida tuvo que salir de México por conflictos ideológicos, llegando a refugiarse en Cuba y Chile. Sin embargo, sus últimos días los vivió en México en la ciudad de Cuernavaca, Morelos.

Siqueiros

José Clemente Orozco

Uno de los tres grandes muralistas de México. Nació en Jalisco aunque con apenas 2 años su familia se mudó a la Ciudad de México donde terminaría estudiando en la Escuela de Agricultura además de matemáticas y dibujo arquitectónico.

A diferencia de Rivera y Siqueiros, las obras de Orozco no contenían una postura política remarcada, pero sí resaltaba los valores universales dentro de imágenes nacionalistas donde los personajes eran determinados por la historia, la religión y la tecnología. En sus creaciones se concentraba más en transmitir emotividad que una ideología. Sus obras se encuentran principalmente en México dentro de edificios como el Hospicio Cabañas, la Suprema Corte de Justicia de la nación y el Colegio de San Ildefonso, no obstante en su juventud pictórica viajó a Estados Unidos donde también realizó varios murales.

Murió a la edad de 6 años en la Ciudad de México.

Orozco

Rufino Tamayo

El oaxaqueño es quizá el pintor modernista de mayor relevancia de México durante el siglo XX. Su deseo de joven era convertirse en músico pero ante la llegada a la capital, sus ojos se abrieron a nuevas posibilidades y decidió encaminarse hacia la pintura. Estudió en la Academia de Bellas Artes de San Carlos y fue ahí donde su rebeldía lo orilló al estilo neoliberal.

Su éxito fue instantáneo y rotundo tanto que, con apenas algunas exposiciones en México, consiguió abrir galerías en el extranjero, especialmente en Nueva York. A pesar de también ser reconocido por sus murales, Tamayo es principalmente un pintor de caballete donde su tema predilecto es el de la naturaleza muerta, especialmente de sandías, o representaciones experimentales de objetos y personas cotidianas.

Falleció a la edad de 91 años, con una enorme cantidad de reconocimientos internacionales de países como España, Brasil y Estados Unidos.

Tamayo

José María Velasco 

Fue pintor y paisajista mexicano nacido en el Estado de México. Desde joven desarrolló una gran pasión por el dibujo, habilidad que desarrolló hasta ingresar a la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos. Llegó a considerar dejar los estudios debido a problemas económicos en su familia pero su talento lo llevó a ganar un concurso en el cual le otorgaron una pensión. Lleno de motivación y con más tranquilidad económica, Velasco se aventuró al campo con el fin de pintar los paisajes naturales de México, aunque en sus obras también existen varios retratos influenciados por sus antiguas clases de anatomía. Poco a poco logró desarrollar un estilo único que lo llevó a consagrarse en América y Europa.

Durante sus últimos años sobrevivió un ataque al corazón que no le impidió seguir trabajando en sus obras pero sí disminuyó su producción. Quedó recluido a su lienzo y cama en la Villa de Guadalupe Hidalgo en la Ciudad de México donde murió a la edad de 72 años.

Velasco

Estos son sólo algunos de los grandes exponentes de la pintura en México. En otra ocasión les compartiremos las historias de otros grandes compatriotas y artistas como José Luis Cuevas, Francisco Toledo o el grandísimo Dr. Atl. También debemos hacer mención especial a las pintoras extranjeras Leonora Carrington (Reino Unido) y Remedios Varo (España) que son de las mujeres que mejor interpretaron el surrealismo y lograron desarrollar un amor perceptible por México, donde realizaron gran parte de su obra y vida.

Esperemos que en un futuro la lista de artistas mexicanos que han logrado fama internacional incremente y tengamos más obras y más nombres para sentirnos orgullosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *