9 marzo, 2018

Snoopy: del periódico a las estrellas

La gran mayoría de nosotros, tuvimos presente a Snoopy mientras crecíamos. Algunos tuvieron oportunidad de conocerlo en tiras cómicas, otros en televisión y generaciones más jóvenes en la pantalla grande. Este perrito, quien fuera de los primeros animales famosos, es conocido por ser vanidoso, y eso sí, siempre leal amigo de Charlie Brown.

Pero, ¿quién es realmente este beagle¹? Este cachorro nace en 1950. Creado por Charles M. Schulz, inspirándose en su mascota de la infancia: Spike. A quien antes de llamarlo Snoopy, como es conocido en 75 países, quería nombrarlo “Sniffy”, hasta descubrir que ya existía este nombre en otra tira cómica.
Tras este hallazgo, Charles vuelve a una de sus memorias donde su difunta madre menciona a la familia, que en caso de tener otro perro, se llamaría Snoopy. Este  nombre hace alusión al término noruego “Suppa” que se usa para demostrar afecto.
Su creador fue firme en cuanto a que este famoso perrito fuera mudo pero lo dotó de una imaginación desbordante que le permitiría ser un escritor, aviador de la primera guerra mundial, músico y más ocupaciones, siempre en el techo de su casa. Y para lograrlo, él también cuenta con su fiel compañero al cual conocemos como Woodstock. Ambos comparten largas pláticas, el perrito con globos de pensamiento y el ave con símbolos de exclamación.
La razón por la que Charles dotó a Snoopy de una gran creatividad fue la siguiente: «Tiene que adentrarse en su mundo fantástico para poder sobrevivir. De otra manera, llevaría una vida monótona, miserable. Yo no envidio a los perros por la clase de vida que tienen que llevar»²
Schulz no se conformó y lanzó a su perrito hasta el espacio. Gracias a que el dibujante siempre tuvo una postura a favor del programa espacial, en 1969 un Módulo Lunar fue nombrado Snoopy en la misión Apollo 10.
 
Actualmente es la mascota oficial de la seguridad de la NASA. Lo que cobra sentido si pensamos que siempre soñaba con volar, y aunque este sueño no ocurría precisamente en el espacio, Snoopy sólo necesitó un casco para estar listo e ir directo a las estrellas. La mascota astronauta fue plasmada en un pin que se le otorga a aquellos que trabajan para mantener a los cosmonautas seguros.
Su larga trayectoria que incluye aparecer en más de 2,600 periódicos, reconocimiento mundial, viajes espaciales y mucho más, hizo merecedor a Snoopy de una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood durante el 2015.
Al día de hoy, muchos podemos voltear atrás y ver a Snoopy en distintas etapas de nuestras vidas escribiendo, volando y sobre todo soñando. Sabemos que seguiremos creciendo junto a él.
¹Raza de perros de tamaño pequeño a mediano. Con patas cortas y orejas largas y suaves.
²Groth, Gary (Diciembre 1997). Charles Schulz at 3 o’clock in the morningThe Comics Journal, p. 27.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *