30 noviembre, 2017

Un pequeño gran paso

Cuando Neil soñaba con volar y ser un astronauta, era un hombre introvertido que habitaba en una pequeño pueblo de Ohio. Un personaje destinado a algo tal vez no tan sorprendente o a dar un gran paso a la historia, y no precisamente en la tierra.

Para el momento en que el expresidente John F. Kennedy declaró el lunizaje como objetivo nacional, era una época de descubrimientos. “Elegimos ir a la Luna. No porque sea fácil, sino porque es difícil” fue la frase que el mandatario de aquel entonces emitió; y vaya que fue complicado.

La rivalidad con Rusia y sus dos lanzamientos previos al espacio representaron una humillación para Estados Unidos. Esto ocasionó lo que se conoce como Carrera Espacial en la que la URSS logró llegar al espacio primero y los americanos tuvieron a su primer hombre en pisar la Luna: Neil Armstrong.

El 20 de julio as 8:00 de la noche con 56 minutos y 31 segundo fue cuando se dio el gran paso en la Luna. Fueron 600 millones de personas los que televisaron el momento desde sus hogares. La promesa que había hecho Kennedy a pesar de su ausencia con la misión Apolo 11.

Neil Armstrong soñó con volar y llegó a la Luna. Estuvo allí exactamente 21 horas y 36 minutos. Y aunque 11 astronautas más han logrado pisar la superficie lunar, ningún paso causó tanta conmoción como el de aquel día en 1969.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *