18 octubre, 2019

5 libros que evocan la infancia

La infancia es un lugar inevitable. Todos transcurridos por él como agua. La vivimos sin ser plenamente conscientes de su estado y no podemos evitar voltear a ver sin recordar. Incluso en la madurez, la infancia no es como la recordamos, ya que la vemos con ojos de adulto. En la literatura existen esfuerzos y más que eso, obras maestras que nos permiten aunque sea un poco, recordar su esencia. Te presentamos 5 libros que llevan de regreso a ese lugar.

Éste que ves

Xavier Velasco

Irreverente y cautivador, el autor nos regala una historia de un niño valiente, de bien vivir pero que no se escapa de los golpes de la vida. Su narrativa lleva consigo destellos de sabiduría entre líneas que nos nos permiten ver la vida de la misma forma. Ser niño no es tan fácil como parece, pero depende del niño y de nadie más que él, salir victorioso (a su manera).

 

Fiebre

Daniel Krauze

De niños y de no tan niños, recopila historia de inocencia. Y más que eso, de la misma esencia del ser humano. Sus cuentos te harán reír, te incomodarán y te dolerán. El autor puede incluso relatar desde el perdón adulto. Sus cuentos te enseñarán que la inocencia no desemboca necesariamente en ser bueno, sino en “ser”, muchas veces en contra de lo establecido.

El principito

Antoine de Saint-Exupéry

Parte de la infancia, es en muchos casos leer este libro. Su magia reside en leerlo de niño y leerlo de adulto. Este libro te acompaña a lo largo de la vida y no se es la misma persona cada vez que se lee. En cada momento, significa y te enseña algo distinto. Primero se lee cómo Principito y después como Piloto.

El curioso incidente del perro a la media noche a media noche

Mark Haddon

Los límites de la infancia son subjetivos. A todos se nos escapa en diferentes momentos de la vida y esto depende de las circunstancias en las que nos encontremos. En el caso de la obra de Haddon, nos presenta a un personaje con una gran capacidad de análisis, digna de un niño. Cada detalle es investigado y presentado con denuedo para lograr un final, que aunque ya se conocía y no menos trágico, lleno de encanto en cuanto a la forma de narrar. Leerlo es tener la voz de un niño siempre presente.

Harry Potter y la piedra filosofal

J. K. Rowling

Básico y casi obligatorio, el primer libro de la autora narra con la inocencia característica de la infancia. Leer este libro se te va como agua entre los dedos. Te atrapa y sin darte cuenta, avanzas rápidamente. Un gran inicio que se puede describir como el “nivel 1” considerando la evolución de la narrativa y la persecución en la saga. Esta obra no distingue edad, es un punto de encuentro para personas de todas las edades pero los lleva a todos a las niñez.

Todos vivimos la infancia diferente. Y aunque inaceptable, hay un poco de contexto de en la obra de los autores. Incluso cuando la vivimos, es un totalmente desconocida para nosotros, pues eventualmente nos abandona. La niñez se asoma entre nosotros en la enojos, llantos e incluso momentos de felicidad; son sólo esos momentos donde nos visita ocasionalmente y algunos libros también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *