26 abril, 2019

5 Relojes que no podrás creer que existieron

Tiempo, todo es tiempo. Y aunque muchos nos quejamos de él, definitivamente es una unidad de medida que hoy, nos ha ayudado a hacer cálculos importantes para la vida, por ejemplo: ¿cuánto tiempo dura un embarazo?¿Cuánto tiempo tarda un vuelvo de un lado a otro?¿Qué edad tiene nuestro planeta? Si te pones a pensar, el tiempo es muy útil (aunque para algunos es una obsesión), y lo ha sido desde hace millones y millones de años. De hecho, los primeros intentos del hombre por controlar el tiempo fueron con la observación del día y la noche o los ciclos de la luna.

 

Pero al paso del “tiempo”, se fueron desarrollando instrumentos que facilitaban su medición, así que aquí te detallamos algunos de los relojes que alguna vez existieron en nuestra historia:

Reloj de Sol:  consistía en una barra indicadora colocada transversalmente sobre otra, la cual estaba calibrada en horas. Se instalaba horizontalmente, con la barra hacia el Sol, al Este por la mañana y al Oeste por la tarde. La lectura del tiempo se realizaba por la posición de la sombra.

 

Reloj de agua: la medida se efectúa por la velocidad de vaciado de un recipiente lleno de este agua, a través de un pequeño orificio. Pero después los egipcios crearon un modelo más simple, basado en el descenso de nivel de agua contenida en un cuenco.

Reloj de bujía: donde una vela de longitud conveniente y diámetro constante se calibraba en unidades de tiempo mediante bandas alternativamente coloreadas pintadas en su exterior. Un fanal protegía la llama de corrientes de aire.

Reloj de arena: estos se basan en un principio análogo al de los relojes de agua, ya que estos, en temporadas de frío representaban un inconveniente porque se congelaban. Los relojes de arena estaban construidos, de forma que se pudiera medir el tiempo total de una hora, al girar el instrumento y su escala estaba dividida en cuartos.

Reloj mecánico: los primeros modelos fueron accionados por pesas, suspendidas de un hilo cuyo extremo opuesto se arrolla alrededor de un eje, al cual hacen girar en su descenso. Este movimiento se trasmite a las manecillas a través de un tren de ruedas dentadas.

Reloj de cuarzo:  se caracteriza por poseer una pieza de cuarzo que sirve para generar los impulsos necesarios a intervalos regulares que permitirán la medición del tiempo. Basados en el fenómeno de la piezoelectricidad. En cual consiste en un cristal de cuarzo  tallado que sufre una compresión, dando origen a una corriente eléctrica (piezoeléctrico). Igualmente, si aplicamos a las caras de la lámina una tensión eléctrica alterna, el cristal sufrirá una serie de compresiones y dilataciones de muy pequeña amplitud, que siguen las variaciones de la tensión (efecto piezoeléctrico inverso).

Hoy, presumimos de la invención del reloj inteligente, pero siempre es interesante descubrir La Evolución De lo que nos rodea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *