26 octubre, 2018

¿Cómo hacer que los niños se interesen por las matemáticas?

Las matemáticas siempre han sido consideradas como una de las materias más difíciles, y tal vez sea porque desde niños no nos enseñaron a tenerles cariño. Muchos pequeños se hartan de los problemas matemáticos sin siquiera intentarlo, pero nosotros podemos ayudarles a despertarles el interés por los números.

Aquí te dejamos algunos consejos de actividades y actitudes que debes seguir para que tus hijos o alumnos estén más abiertos a aprender a usar este tipo de razonamiento.

1. Mantén actitud positiva

Los niños adoptan muchos de los comportamientos que ven en los adultos, ya sea en la casa o en la escuela. Por eso es importante que nosotros también tengamos una actitud positiva hacia las matemáticas, mostrar el interés de ayudarles con sus tareas y mencionarles que son cosas que se utilizan cada día pero, sobre todo, no debes decirles que a su edad tampoco nos gustaban las matemáticas porque eso podría crear una barrera psicológica hacia ellas. Seamos un buen ejemplo y ayudémoslos a aprender.

2. Mates en la vida diaria

Hay que mostrarle a los pequeños que las cosas que están aprendiendo tienen un uso importante durante la vida diaria. Para eso debemos animarlos a resolver problemas fuera de la escuela, por ejemplo que nos ayuden a calcular cuanto se va a pagar en el súper o si quieren algo de la tienda que ellos mismos hagan las cuentas. De esta forma sabrán la importancia de saber resolver este tipo de problemas.

3. Resuelve los retos como un juego

Los niños aprenden mejor con actividades didácticas, por eso en la escuela y en la casa es mejor poner en práctica sus capacidades matemáticas a través de juegos, ya sea de construcción, de cartas o juegos de mesa. También podemos aprovechar las nuevas tecnologías para descargar aplicaciones o buscar juegos en línea que les ayuden a divertirse mientras aprenden matemáticas.

4. Enséñale a jugar ajedrez 

El ajedrez ayuda a desarrollar muchas cualidades necesarias para las mates. Incrementa el pensamiento analítico, genera paciencia y disminuye el sentimiento de frustración hacia los problemas y también incrementa la concentración de los niños.

5. Detecta sus fallas 

Cuando le ayudemos a los niños en sus tareas, es importante detectar qué aspectos se le dificultan más, para así entender en cómo podemos ayudarlos y llegar a las respuestas más fácilmente. También es importante tener un tiempo destinado a las mates en el cual el niño esté completamente concentrado en su tarea.

6. Paciencia, no todos aprenden en el mismo ritmo

Cuando se trata de este tipo de habilidades, los niños suelen desarrollarlas de diferente manera, algunos antes y otros después. Si tu hijo o alumno aún no logra entender los conceptos básicos, busca nuevas maneras de explicarle los procesos pero nunca te frustres porque puede afectarle. Debemos procurar que el ambiente para estudiar matemáticas sea relajado tanto física como emocionalmente, y lo más importante es creer en la capacidad del niño, ya que él tiene el talento y la inteligencia necesaria para lograrlo.

Sigue estos consejos con tus pequeños para incitar en ellos el hambre por aprender matemáticas y resolver retos. Al final ambos disfrutarán de los resultados y sentirán que cada uno de los problemas que resuelvan será un reto cumplido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *