19 junio, 2019

¿Conoces es el proceso para fabricar las lentes oftálmicos?

¿Alguna vez te has preguntado cómo se fabrican los lentes con aumento? Antes que nada, eso surge de las necesidades específicas de la vista de cada persona. Es por eso, que el primer paso es visitar a un oftalmólogo y oftalmóloga, ya que sólo un especialista puede definir el perfil visual de cada persona. Esto permite tener los lentes apropiados a partir de mediciones y la posición adecuada del lente. Esta información es enviada al fabricante de lentes, los cuales pueden variar según el material, ya sea plástico o cristal.  La técnica de fabricación es con tecnología freeform, la cual abarca casi en la totalidad proceso y aquí te lo explicamos.

Una vez que ya se cuenta con toda la información necesaria del usuario, se seleccionan los lentes semiterminados acorde a la características de cada ojo. El lente tiene una cara anterior y posterior. La cara anterior ya cuenta con graduación, mientras que la cara posterior se procesa con tecnología freeform para lograr la graduación correcta  para el dueño de las gafas. En esta parte del proceso, los cristales o plásticos semigraduados, se les denomina pucks. 

Ahora, los lentes son cambiados de estación para el siguiente paso que se le conoce como bloqueo. Aquí, se les aplica un tratamiento que protege la superficie del lente durante todo el proceso con una máquina especializada que se dedica específicamente a esta función. 

Concluida esta parte, los lentes comienzan a adoptar características del que será su usuario. A esto se le conoce como el método CNC de 5 ejes. Este paso dura al rededor de 90 segundos. Durante esta parte, se endurece el lente, se le da forma y se definen decentas de puntos al lente que le da personalización con la punta de un diamante real. De ahí que se le denomine a esta parte del procedimiento “freeform”. Una vez logrado esto, es posible pulir el cristal o plástico. 

Posteriormente, los lentes son tintados. En el caso de aquellos de plástico, son sumergidos en un baños de tinta, la cual no implican ningún riesgo para la salud. En el caso de los lentes de cristal, se les aplican capas de óxidos metálicos. 

Finalmente, se les aplica tratamiento. Esto significa que se dota a los lentes de propiedades antiarañazos y los hace más resistentes. Esta parte del proceso también permite que se mantenga una visión nítida durante ambientes climáticos desfavorables y repelen el polvo. El tratamiento también reduce los reflejos. 

Seguramente, te has de preguntar si son mejores los lentes de cristal o de plástico; es importante mencionar que los lentes plástico, u orgánicos como se les conoce, no cuentan con resistencia a arañazos como los de cristal. Sabiendo esto, ya sabrás qué tipo de lentes son los de se adaptan más a tus necesidades.

Por último, los lentes son instalados en el armazón. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *