14 junio, 2019

Constructores ecológicos

¡Hola! El sismo del 19 de septiembre nos dejó nuevas enseñanzas, entre ellas a buscar soluciones con los recursos que ya existen en nuestras manos. En esta ocasión, Angie y yo nos enteramos de que una empresa mexicana ayudó a los damnificados de Tlayacapan, Morelos a reconstruir sus viviendas de una manera diferente, pues en vez de utilizar ladrillos convencionales, ellos emplean ecoladrillos.

Para hacer un ecoladrillo lo que se necesita son botellas de pet y desperdicios que no puedan ser reciclados, por ejemplo: bolsas de plástico, popotes, cubiertos desechables, envolturas con terminados metálicos, entre muchas otras. De lo que se trata es de llenar cada botella de pet con estos residuos, hay que comprimir muy bien cada pieza para que soporte la construcción. Una vez que tenemos terminadas nuestras botellas de pet, lo que hacemos es colocarlas dentro de una estructura rectangular de madera, la cual dará el soporte para formar las paredes.

Así, de esta manera no destinamos recursos en la compra de materiales para la construcción y evitamos que muchas botellas de pet y los desperdicios terminen en los océanos o en los bosques.

¿Qué te parece esta idea? ¿A ti qué se te ocurre que podamos hacer para cuidar al planeta?

¡Hasta la próxima!

¡Sam!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *