15 julio, 2019

Del amor y otros demonios ¿una historia de amor?

¿Pueden las personas morir de amor? En el mundo de Gabriel García Márquez, es posible padecer de afección. La historia se desarrolla en el sigo XVIII con Sierva María de Todos los Ángeles, una marquesita que nos enseña que no se elige de quien nos enamoramos sino que los sentimientos pueden llegar como una mordida de perro.

La semilla de esta obra llega cuando Gabriel García Márquez trabaja como periodista en Perú y es enviado a la exhumación de criptas en un viejo convento en búsqueda de noticias. En su visita se encuentra una lápida con el esqueleto de una niña de 12 años de donde aflora cabellera cobriza de 22 metros de largo. Ella inspiraría la historia de Sierva María de todos los Ángeles.


La niña que vive en el seno de una familia caótica pero ausente, es acogida por esclavos, principalmente Dominga de Adviento, la criada de la casa. Quien hizo la promesa de nunca cortar la cabellera de Sierva María y quien forma la personalidad de la niña, que hablaba lenguas y practicaba costumbres yorubas.

Al cumplir doce años es mordida por un perro y con el paso del tiempo se cree que tiene una posesión demoniaca, lo que hace que la lleven a un convento a ser exorcizada. Sin embargo, el destino tiene un plan muy diferente al de los padre al llevarla a ese lugar.

Del amor y otros demonios es una historia en tiempos en los que el amor era todo menos como lo conocemos ahora, sino una enfermedad incurable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *