30 abril, 2019

Diferencias entre ortografía, redacción y corrección de estilo

Aprender a leer y escribir es un proceso que lleva mucho tiempo y no es tan sencillo como parece. Para empezar, debes de conocer cada una de las letras y su sonido. Después, buscas formar palabras utilizando las letras correctas. Posteriormente intentarás plasmar tus ideas formando oraciones y explicarlas mejor en cada párrafo. Pero para escribir correctamente debes tomar en cuenta las siguientes 3 cosas:

1.- Ortografía

No basta con que sepas lo que significa cada palabra, también debes escribirlas bien. La ortografía etimológicamente significa “la correcta escritura”, sin embargo en la actualidad su significado ha variado mucho. La ortografía es el conjunto de reglas o normas que se han establecido en una lengua para que se utilice bien. Existen diversas instituciones que se encargan de validar dichas reglas según cada idioma, en el caso del español nos remitimos a la Real Academia de la Lengua Española. De ahí derivan las normas de puntuación y acentuación, la forma de separar las sílabas, el uso de la hache o los momentos en el que se utilizan la “v” en vez de la “b” y viceversa.

Lo más curioso de la ortografía es que evoluciona junto con el lenguaje y, por ende, varía dependiendo de cada región. Así que si quieres escribir “ceviche” en otra región de habla hispana tal vez tengas que hacerlo como “sebiche” debido a una confusión que existe en el origen de esta palabra. Otro ejemplo de las variaciones de la ortografía es la diferencia en la acentuación de los países de Sudamérica con respecto al resto de los países hispanohablantes.

Así que si llegas a ver en un libro un acento fuera de lugar tal vez sea de otro país, no olvides que la ortografía también vive y actúa de diferente manera, pero lo importante es conocer las reglas que tiene tu región y las excepciones que existen en otros lados.

2.- Redacción

Una vez que conoces las reglas, vine lo más complicado: usarlas correctamente para expresarte con claridad. Para eso existe la redacción, que sí incluye a la ortografía, pero se enfoca más al orden de las ideas presentadas en cualquier texto. La gran diferencia ente ambas es que la ortografía se trata de entender las reglas del idioma mientras que la redacción es la capacidad que tiene cada autor de exponer un tema con claridad.

La redacción, por lo tanto, se va mejorando con la práctica y requiere un proceso de análisis mayor al que supone aprenderse las reglas de ortografía. Es por eso que en la redacción no existen normas fijas, pero sí te podemos dar algunos consejos para mejorar tu manera de escribir:

  • Utiliza frases cortas siguiendo un orden básico compuesto por sujeto, verbo y complementos.
  • Escribe párrafos cortos (de unas 6 a 10 líneas) con una idea por párrafo.
  • Usa verbos con coherencia de tiempos, no cambiar de presente a pasado en el mismo.
  • Busca la sencillez, no intentes adornar de más o usar palabras rimbombantes.
  • Escribe de manera afirmativa para facilitar la comprensión, las negaciones suelen hacer la lectura un poco más complicada.
  • Evita reiterar frases, ideas o palabras sin justificación.

Existen más consejos pero estos son los principales, intenta utilizarlos y verás como tu escritura mejorará exponencialmente.

3.- Corrección de estilo

El último aspecto que debes tomar en cuenta para mejorar tu escritura es la corrección de estilo. Ésta la utilizarás una vez que hayas terminando un texto, sin embargo debes tomar en cuenta que existen dos tipos de correcciones. La primera es la corrección ortotipográfica, en ella debes asegurarte de que la ortografía sea la correcta viendo que hayas usado bien las reglas de tu lenguaje; también este tipo de corrección se usa cuando debes de darle cierto formato al texto como el espaciado o el acomodo de un documento ya sea que lo vayas a exportar o imprimir.

Por su parte la segunda corrección es la del estilo. Ésta se llama así porque es la que se encarga de verificar que tu redacción sea la correcta. Sin embargo, una de las principales reglas de este tipo de corrección es la de no modificar tanto el estilo como la forma de pensar del autor. Cuando hagas corrección de estilo para tus alumnos, compañeros o amigos recuerda respetar su manera de escribir y enfócate más en ayudarlos a ordenar sus ideas, no a cambiarlas ni darles una nueva. Cuida el orden de la explicación, la cantidad de renglones en cada párrafo y, sobre todo, intenta que el texto no parezca hablado. Es decir, muchas veces como autores intentamos escribir de la misma manera en la que hablamos, pero esto está mal; la escritura es algo completamente diferente al lenguaje y debe tratarse como tal.

Ahora que ya conoces las diferencias entre la ortografía, la redacción y la corrección de estilo, recuerda que en tus tareas o escritos ya no deberás preocuparte únicamente de que las palabras estén bien escritas, ahora tendrás que expresar mejor tus ideas. Pero no dudes que saldrán mejor tus textos si aplicas los consejos de redacción que te dimos aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *