23 octubre, 2019

Dulce de Calabaza, el postre de la temporada

El dulce de calabaza, también conocido como “Calabaza en Tacha” por el recipiente donde se elabora normalmente; es uno de los postres más tradicionales de nuestra cultura, perfecto para degustar en esta época del año, un platillo que sin duda a todos les encantará. Además de ser uno de los elementos que no puede faltar en la tradicional ofrenda de Día de Muertos.


Si bien no es un dulce de épocas prehispánicas, fue introducido a nuestro país en la época colonial y en la actualidad hay lugares donde se prepara al piib (horno bajo tierra) con miel de abejas, herencia del pueblo maya. Una receta que ha pasado de generación en generación y a la que cada quien le da su toque personal.

 

La receta es muy sencilla ya que requiere pocos ingredientes, pero debe tomar en cuenta que es un proceso de varias horas. A continuación les presentamos la receta tradicional:

 

Receta para 8 porciones: 

 

Ingredientes:

 

1.5 litros de agua

2 conos de piloncillo de 250 g c/u 

1 raja de canela 

3 clavos de olor 

5 pimientas gordas 

3 piezas de anís estrella 

1 naranja cortada en rodajas 

1.5 kg de calabaza de Castilla cortada en trozos

2 guayabas partidas por la mitad

 

Procedimiento:

 

  1. Ponga a hervir 1.5 litros de agua con el piloncillo, la canela, los clavos de olor, las pimientas gordas, el anís estrella y las rodajas de naranja. 
  2. Cuando el piloncillo se disuelva, agregue la calabaza y las guayabas. 
  3. Deje que hiervan hasta que la calabaza esté cocida y el líquido sea una miel espesa.
  4. ¡Listo! Espere a que el postre enfríe un poco para poder servirlo y degustarlo.

El truco está en la paciencia, hay que esperar a que la miel tome la consistencia perfecta y no desesperarse. En algunos lugares prefieren agregar tejocote o caña en lugar de guayaba, deliciosas opciones de la temporada.

 

Puede aprovechar también las semillas de calabaza secándolas, lavándolas y remojándolas en agua con sal para después dejarlas secar de nuevo y tostarlas al comal, el resultado una sencilla y deliciosa botana mejor conocida como “pepitas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *