18 abril, 2019

El método de aprendizaje Montessori

La educación es fundamental en el mundo y es lo que nos lleva a ser las personas que somos actualmente. El conocimiento nunca termina y es primordial actualizarnos todos los días.

En las escuelas solía utilizarse mucho el método tradicional de enseñanza, que tiene un origen en el método Prudiano que lo que quería era tener trabajadores que estuvieran lo suficientemente educados para poder realizar el trabajo que debía desempeñarse, obedientes y dóciles, algo muy estandarizado.

El método Montessori se utiliza de acuerdo a la edad, que comienza desde los tres años. Y es todo conforme a la libertad del niño, va creando sus propios límites y por medio del juego obtiene su aprendizaje.

El niño conforme al juego va construyendo un ambiente favorable, pasa por procesos por periodos de mente absorbente donde se fija de todos los aspectos buenos y malos. Todo lo que lo rodea. Y mente razonadora donde él por medio del juego va a explorar. La mente humanista entiende lo que hay a su al rededor, comprende y eso le ayuda a que conforme vaya creciendo junto con su sociedad de desenvuelva.

Beneficios de este método:

-Crea y experimenta sus habilidades desarrollos y necesidades
-Desarrollan su propia confianza en sí mismos
-Se crea un ambiente individualizado
-Se respeta el ritmo para aprender
-Permite mucha libertad
-Promueve la concentración
-No existe ni el premio ni el castigo
-El error forma parte del aprendizaje
-Los muebles y materiales están adaptados
-El fin es: la autonomía, confianza y disciplina

Este método busca que el hombre tenga la mejor versión de sí mismo y consiste en educar para la paz.

Dentro del aula a diferencia del sistema tradicional, el método Montessori permite que el niño pueda tener libertad y decidir qué hacer, qué actividades realizar y durante cuánto tiempo realizarla, no todos los niños deben hacer la misma actividad al mismo tiempo.

También es interesante saber que los materiales con lo que ellos trabajan son a su medida, son están acordes a su estatura, se utilizan mesas y sillas pequeñas, no se utilizan butacas.

Cuéntanos en los comentarios ¿qué opinas de este método? Y no te pierdas nuestros próximos episodios de Club Conciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *