El origen del Museo de las Momias de Guanajuato

Antes de contar el origen del museo, te platicaremos qué son las momias. ¿Listo para conocer sobre esta misteriosa historia?

 

Las momias son los cadáveres de seres humanos que se han conservado en buen estado por mucho tiempo después de la muerte. Existen dos tipos de momificación, una es embalsamarlas y prepararlas con la intención de que se conserve lo más que se pueda, y la otra forma es natural, sí, algunas momias son causa de las características en donde los cuerpos fueron guardados.

La mayoría de las veces como se conoce a las momias, es porque el cadáver fue preparado a propósito y casi siempre, este ritual es hecho por razones religiosas.

Lo asombroso es que las momias que se encuentran en Guanajuato ¡son naturales!, se dice que su momificación se logró gracias a que el terreno donde se guardaron era extremadamente seco.

¿Cómo?

Hubo un momento, por la década de 1860, en que el Panteón de Santa Paula de Guanajuato ya no tenía espacio para guardar más cadáveres, así que notificaron a los familiares que si no pagaban la cuota establecida, se desalojarían. La gran sorpresa fue que al desalojar algunas tumbas se dieron cuenta que los cadáveres aún se conservaban en muy buen estado, se habían momificado. Las autoridades decidieron almacenar  a las momias en otro lugar y  poco a poco se fue llenando. La gente se enteró, así que comenzaron a asistir para ver a las momias y fue así como nació el Museo de las Momias de Guanajuato.

Visitas

Hoy en día este museo es una de las atracciones más famosas de Guanajuato y existen más de 100 cadáveres conservados. La gente sigue asistiendo a conocerlas con mucha curiosidad y a tener ese contacto tan cercano y respetuoso. ¿Te atreverías a visitarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *