17 julio, 2019

El presente y futuro de las monedas digitales

El dinero está en todas partes, lo vemos todos los días moverse de un lado a otro y es increíble como el dinero surge como una respuesta a la escasa eficiencia del antiguo trueque. 

El dinero en efectivo, tanto monedas como billetes, cumple tres funciones básicas que lo hace muy atractivo, que han facilitado su supervivencia a lo largo de los años: medio de pago, unidad de cuenta y reserva de valor.

En la actualidad, debido a las nuevas tecnologías y debido a que esto crece cada vez más a pasos agigantados, el dinero en efectivo ha ido disminuyendo y cada vez se utiliza más el dinero digital. 

Las monedas virtuales, actúan como forma de pago de bienes y servicios en Internet. Además, se han convertido en un nicho de inversión destacado para muchas personas en todo el mundo. Pero ¿qué tipos de criptomonedas hay, además del ya famoso bitcóin?

Características de las monedas digitales

  1. No requieren intermediarios. Esto quiere decir que las transacciones se hacen de persona a persona, quedando fuera del juego otros actores como las sucursales bancarias. Esto beneficia debido a la rapidez con la que se puede llevar a cabo el proceso de una transacción, no toma más que unos cuantos segundos.
  1. Son aceptadas internacionalmente, debido a que internet hace posible la globalización y esto es muy benéfico para muchas personas y empresas.
  2. No exigen que se revele la identidad de los implicados en el negocio o transacción y esto es una gran diferencia del dinero tradicional, aportando seguridad a quienes lo utilizan.

Tipos de monedas digitales

Bitcóin: es la divisa más famosa y extendida del mundo digital. El valor del bitcóin oscila continuamente y ha aumentado de forma considerable desde su nacimiento. El valor actual del bitcóin supera los 6.000 dólares,

Ethereum: muchos la consideran la gran alternativa al bitcóin. La moneda se llama ether y Ethereum hace referencia al sistema que la controla. Este método permite a usuarios o empresas firmar contratos sin comisiones ni control por parte de ningún país.

Litecóin: el proceso es más sencillo que el bitcóin y se puede gestionar en sistemas informáticos más básicos. Esto ha hecho del litecóin una alternativa para las personas con una experiencia menor en el campo de las criptomonedas.

Ripple: monedas como ripple permiten a las entidades bancarias evitar controles fronterizos y comisiones. El objetivo de ripple, según sus creadores, es actuar como un banco mutualista descentralizado regido por la confianza.

Las criptomonedas, ¿son el dinero del futuro?

La velocidad del procesos o su validez global son algunas de las ventajas más destacadas de las criptomonedas. Sin embargo, es un sistema monetario que también causa bastantes dudas a los usuarios. En primer lugar, la posibilidad que ofrecen las criptomonedas de poder respaldarse en el anonimato también trae bastante peligro, como la difícil aplicación de la ley en caso de fraude o robo. Por otro lado, es un sistema de pago muy cambiante cuyo valor lleva años subiendo.

Con el tiempo seguiremos viendo bastantes cambios en esto y seguramente aparecerán muchos más tipos de monedas digitales. 

¿Estás listo para el cambio? Platícanos en los comentarios qué opinas de #LaEvoluciónDel dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *