20 diciembre, 2019

El significado de los rituales de Año Nuevo

Un año más termina y a muchos de nosotros nos entra la nostalgia, recordamos todos los momentos que vivimos, o quizá ni nos dimos cuenta cuándo se pasó tan rápido el año. Pero, otros cuantos ya tienen pensado que harán el nuevo año, planes, propósitos, retos personales, metas y mucho más. 

Pero en ese punto en donde se encuentra el año viejo con el nuevo, celebramos de muchas formas y también acostumbramos a hacer rituales que nos “ayudarán” a que el próximo año esté lleno de cosas buenas, ritos que nos traerán suerte y un año más favorable en el amor, en lo económico, en la salud, etc. ¿Conoces algunos?

 

En Maestro TV, te dejamos la lista de los más populares alrededor del mundo, dinos cuáles de estos aplicas o aplicarás para este fin de año.

UVAS

Uvas para los deseos de Año Nuevo

Una de las tradiciones más populares, pero no sólo en Latinoamérica. Aunque es una tradición que inició en Asia, hoy en día se ha expandido por todo el mundo y consiste en comer 12 uvas, una con cada campanada que marcan el inicio del año nuevo. Además cada uva, va acompañada de un deseo para el siguiente año.

 

ROPA INTERIOR DE COLORES

Ropa para recibir el Año Nuevo

Es uno de los rituales más populares en México. Utilizar ropa interior del color de lo que deseas atraer a tu vida el próximo año. Rojo para el amor y la pasión, amarilla para el dinero, blanco y rosa para la paz. También puedes optar por uno de varios colores. ¿Cuál usarás tú?

 

MALETAS

Si eres de los que les gusta viajar, entonces este es un ritual para ti. Prepara tus maletas, porque al tocar las campanadas, debes salir de casa con ellas. Esto ayudará a que el nuevo año esté lleno de viajes. Esta es una tradición que se comparte en México, Venezuela y Colombia. 


ROMPER LA VAJILLA

Así como lo leíste. Aunque en México no todos acostumbran hacer esto, en Dinamarca es una de las costumbres más significativas. Después de la cena, se rompe la vajilla contra la puerta de los seres queridos, como señal de cariño y buenos deseos. ¿Algo diferente, no?

 

COMER LENTEJAS

No a todos nos gusta este platillo, pero en Italia es una tradición colocar un plato de lentejas en la mesa, y la tradición dice que entre más comas, más riquezas tendrás en el año nuevo. En Venezuela también tienen esta costumbre, aunque para ellos además del dinero, significa que no te faltará el alimento en la mesa durante el año. 

 

OFRENDA AL MAR

En Río de Janeiro, algunos de los habitantes celebran a la diosa del mar “lemnjá”, y el ritual de año nuevo, consiste en entrar al mar arrojando ofrendas florales, blancas para la paz, rojas para el amor y amarillos para el dinero (algo parecido a la ropa interior en México). Algunos más, lanzan cartas en las que piden favores a esta Diosa. 

 

LUNARES EN LA ROPA

Algo así como el Bikini a lunares amarillos, pero para año nuevo. En Filipinas, se asocian los lunares con monedas, es por eso que al finalizar el año las personas utilizan ropas con lunares (entre más, mejor). Y tu prenda debe tener al menos un bolsillo, el cual llenarás de monedas y las harás sonar, al llegar el nuevo año. 

 

QUEMANDO LO VIEJO 

En lugares como Perú, Honduras y Ecuador, se acostumbra prender fuego a ropa, muebles, muñecos u objetos de valor que representen un mal recuerdo. Es la forma de liberarte de las cosas malas y tener un nuevo inicio. También puedes escribir las cosas que quieres dejar atrás y quemarlas. 

 

BARRER LA CASA

Esto debería ser todos los días, pero bueno, si lo haces el 31 de diciembre, justo a la media noche, tiene otro significado. Este rito marca la limpieza de la casa y de ti mismo. Es un acto de renovación, para recibir el año como un lienzo en blanco, para escribir nuevas historias. 

 

DECORAR LA CASA

Si es de barrer no es lo tuyo, entonces podrías decorar tu casa. En Japón, las familias decoran sus hogares utilizando ramas de pino (longevidad), tallos de bambú (prosperidad), y flores de ciruelo (nobleza).

 

Estos son algunos de los rituales de año nuevo o rituales de fin de año (como prefieras verlo), ¿Ya te decidiste por alguno, o crees que puedas hacer todos?.

Si bien, el terminar un año, no significa que todos nuestros problemas, deudas y conflictos terminan, es muy reconfortante tener esperanza de que con la noche del 31 de diciembre se cierra un ciclo y que tenemos la oportunidad de reinventarnos y escribir una nueva historia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *