4 julio, 2019

¡Haz jabones de glicerina caseros!

El cuidado de nuestra piel es esencial y muchas veces no lo hacemos ya que las cremas son muy caras o no tenemos el jabón adecuado para lavar nuestro rostro por las noches.

En este blog de Club Conciencia, aprende a elaborar ¡jabones caseros con glicerina! Este te ayudará a limpiar la piel en profundidad gracias a sus propiedades antibacteriales; esto permite que la suciedad que haya incrustada en los poros se limpie y, por tanto, se consiga evitar la aparición de acné así como de puntos negros.

Ingredientes 

  • 1 pastilla de glicerina o glicerina líquida
  • Recipiente
  • Moldes de silicona
  • Aceite esencial al gusto
  • Colorante (opcional)
  • Aceite de oliva extra virgen

Pasos a seguir:

1.- El primer paso es derretir la glicerina; para ello, corta la pastilla grande en pequeños trozos y colócala en un recipiente. Debes saber que hay diferentes maneras de realizar este paso: puedes optar por deshacer la pastilla de glicerina en el microondas o hacerlo al baño maría, como prefieras, pero recuerda siempre que deberás usar un recipiente apto para cada caso y que solo vayas a usar para hacer jabón de glicerina.

2.- Remueve la glicerina para que no se formen burbujas. Se recomienda hacerlo en círculos de arriba a abajo.

3.- En el caso de que quieras teñir los jabones, añade colorante a la glicerina y mézclalo bien para que adquiera color. Puedes escoger el color que prefieras y, así, conseguir un diseño diferente, llamativo y personalizado.

4.- Añade el aceite esencial que más te guste para que aromatice el jabón. Este componente aportará propiedades a tu piel ya que cuentan con características propias, dependiendo del tipo de aceite que escojas. Por ejemplo, si escoges eliges un aceite de canela deberás saber que este limpiará la piel en profundidad, le dará un extra de hidratación y, por ende, de suavidad, además de aportarle ese aroma dulce e inconfundible.

5.- Cuando tengas todos los ingredientes mezclados y unificados, el siguiente paso consiste en volcar la mezcla de glicerina en el molde de silicona, este es el paso necesario para poder conseguir que el jabón obtenga la forma que queremos. En este momento es cuando más puedes innovar y ser original.

6.- Una vez que lo tenemos en el molde, déjala reposar durante 1 hora o hasta que veas que la pasta se ha enfriado completamente. Si quieres acelerar este proceso también puedes meter los moldes en el congelador.

7.- Una vez que quedaron sólidos ¡tendrás listos tus jabones! Puedes adornarlos como tú prefieras y pueden ser un gran detalle para una persona especial.

 

La glicerina tiene bastantes beneficios para nuestra piel, es un hidratante natural y es perfecta para la piel seca. 

Déjanos en los comentarios si ya realizaste tus jabones y qué tal te quedaron. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *