25 septiembre, 2019

Historia del correo postal

El correo postal es uno de los servicios más antiguos del mundo, teniendo su primer uso documentado en Egipto en el 2400 a.C., en dicha época, los faraones utilizaban mensajeros para hacer llegar sus decretos a todo el territorio. También existen registros en China que datan del 900 a.C. y en otras culturas como Babilonia, Roma y Grecia.

Roma como parteaguas

El servicio postal romano del emperador César Augusto, es uno de los mejores documentados y posiblemente de los mejores organizados de la antigüedad. Dicho servicio es considerado como el primer servicio postal verdadero, y  fue bautizado como “Cursus Publicus” que se traduce como “Vía pública”. El Cursus Publicus era una red de mensajería con dos tipos de carruajes que enviaban recados, esta red conectaba distintas regiones de la provincia romana, principalmente en Italia, y otras provincias más avanzadas.

Aunque la principal función del servicio era para mantener la comunicación entre el emperador, las administraciones de las provincias y las unidades militares; también podía ser utilizado por personas particulares, esto sólo con la previa autorización escrita que era difícilmente concedida.

Se cree que el nombre de las rutas que utilizaban en el sistema, terminó derivando en el nombre del correo en latín: “posta”, que significa: “lugar de descanso”. Los romanos contaban con un sistema estratégico de descanso para lograr hacer entregas de mensajería más rápidas.

El correo en la época medieval

En la mayoría de los países europeos, el servicio de mensajería estaba exclusivamente disponible para la iglesia, la corona, la corte y en caso de que un particular quisiera ocupar el servicio, debía tener mucho dinero para que pudieran brindarle el servicio.

Algunas universidades como la de París en el siglo XXI contaba con un sistema de mensajería especializado que estaba disponible únicamente para los miembros de la institución.

El principio del correo en México

A pesar de que al igual que en el resto del continente, en México los primeros registros que se tienen de un sistema de correspondencia  llegaron con la conquista por parte de los españoles, existen vestigios de servicios similares. 

En el México antiguo, puntualmente en el siglo XV, los pertenecientes al imperio podían enviar y recibir mensajes a través de un servicio, del cual se encargaban los payanis que eran los mensajeros. Este nombre se les daba ya que su trabajo podían realizarlo gracias al dios Paynal.

Los payanis debían ser entrenados de manera especial y como los mensajes no se entregaban de manera escrita, sino verbal, debían saber expresar el mensaje claramente, comprendiendo el contexto y todo lo referente a ello. Por eso, no cualquiera podía ser mensajero de Huitzilopochtli.

El servicio de correo mexicano como lo conocemos hoy nace en 1580 con el principal objetivo de comunicar a la Nueva España con España. Siglos después, el 20 de agosto de 1986, por decreto presidencial, y se volvió un organismo descentralizado al cual denominaron como Servicio Postal Mexicano (SEPOMEX), esto como respuesta a modernizar el servicio y sus prácticas con el objetivo de brindar un servicio más rápido y efectivo.

Hoy en día, nuestro servicio de correo postal mexicano lleva 439 años de servicio y recientemente se ha vuelto a modernizar con el objetivo de estar a la vanguardia, especialmente en las de entrega de paquetes como el mercado de tiendas en línea lo exige.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *