20 diciembre, 2019

Historia y significados de las piñatas

En México somos expertos en hacer de cada celebración algo grande y colorido, lo mismo sacamos la casta para celebrar la Independencia de México que para honrar a nuestros Fieles Difuntos, 

Con la llegada de diciembre los mercados, calles y talleres se llenan de colores, texturas y magia,  al inicio de este mes no podemos pasar de largo sin comprar una piñata, ya sea para las posadas de las colonias, o en las escuelas o simplemente para pasar un gran rato en compañía de nuestra familia y seres queridos. 

Las piñatas sin importar nuestra edad siempre despiertan en nosotros ese sentimiento de alegría y aventura, la incertidumbre de tener los ojos vendados y no encontrar la piñata, dejarnos guiar solo por las voces de quienes nos rodean ansiosos por ver caer los dulces, fruta y colación de la piñata.

Al momento de romperla todos inmediatamente salimos disparados para recoger tantos dulces como podamos, es una tradición que pasa de generación en generación. 

Claro que las piñatas no solo son utilizadas en las posadas, con el tiempo se fue adoptando y ahora en cada cumpleaños tenemos nuevamente la oportunidad de romper una piñata, solo que estas, normalmente tienen forma de héroes, princesas, dragones, etc. 

Piñata de luces adornando las calles

Las piñatas que utilizamos en diciembre tienen forma de estrella de 7 picos y todo esto tiene una razón de ser. 

Luego de varios cambios y evoluciones la piñata como hoy la conocemos tuvo su origen en un pequeño poblado de México, hace más de 400 años en el Ex Convento de San Agustín el Acolman, Estado de México se creó la primer piñata. 

Justamente en este poblado se celebra la Feria de la Piñata, para aprender su historia y evolución. 

Hablando en concreto de el sentido de las cosas, las piñatas tienen un significado muy especial y bonito que en estas fechas debemos tener en mente.

Taller artesanal de piñatas

Iniciemos con los 7 picos:
Estos conos de papel, metálico que le dan forma y hacen que luzca como estrella, representan a los 7 pecados capitales: envidia, gula, ira, lujuria, pereza, avaricia y soberbia.

El palo que usamos para pegarle hasta romperla , significa nuestra fuerza de voluntad para deshacernos de todo mal.

El vendarnos los ojos, es para dejarnos guiar por nuestro corazón y creer ciegamente en Dios, que nos mostrará el camino para romper con lo malo.

A pesar de que los colores brillantes hacen ver muy llamativa nuestra piñata, simbolizan las vanidades, tentaciones y falsedades que hay en el mundo que nos impiden ver realmente lo más importante, el interior.

El interior, es eso que tanto anhelamos y esperamos que caiga al romper la piñata, frutos, dulces, cacahuates y hasta pequeños juguetes con los que son llenadas las piñatas, son nuestra recompensa por vencer todo mal, por deshacernos de los pecados. 

Coloridas piñatas de 7 picos

Ahora ya sabes la razón de cada elemento y aunque la temporada de posadas terminó, no dudes en adquirir tu piñata en algún puesto local para romperla en estos días recordando su significado. 

Además prepara tu garganta para cantar con el corazón la célebre canción que con alegría coreamos mientras buscamos el golpe perfecto para romperla

“No quiero oro, ni quiero plata, yo lo que quiero es romper la piñata”.

“Dale, dale, dale, no pierdas el tino, porque si lo pierdes, pierdes el camino. Dale, dale, dale, no pierdas el tino, mide la distancia que hay en el camino. Ya le diste una ya le diste dos, ya le diste tres y tu tiempo se acabó”.

 Y nuestro tiempo se acabó… ahora ya tienes un dato nuevo que contar, recuerda compartir con nosotros tu experiencia con las piñatas y así juntos darle sentido a las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *