Jugando y aprendiendo matemáticas

Sin duda las matemáticas son una asignación un tanto complicada y hasta difícil para la mayoría de los pequeños. Pero no tiene por que ser así, esta comprobado que si el aprendizaje es divertido es más fácil que lo recordemos con el paso del tiempo.

Durante la educación primaria es normal que empiecen a aparecer dificultades con esta materias pues el grado de dificultad de las operaciones va aumentando, por eso es importante enseñarles con, amor, dedicación y mucha paciencia para lograr un efecto positivo en ellos al momento de estudiar.

Por eso te presentamos 4 formas divertidas de acercar a los más pequeños del hogar a aprender matemáticas.

1.- El juego de la tiendita

De pequeños los niños buscan hacer cosas de grade y copiar lo que nosotros los mayores hacemos. Compra un juego de billetes y monedas de plástico y hagan cuentas básicas simulando que están en un supermercado o tiendita. De esta forma será más fácil que aprenda a realizar operaciones como sumas, restas y divisiones. Aprenderá a contar el dinero que necesita para pagar algo y el cambio que le tienen que regresar. Sin duda pasarán horas de diversión y aprendizaje juntos.

2.- Aplicaciones móviles

Actualmente la mayoría cuenta con un dispositivo móvil en casa lo que nos abre una gama de posibilidades de entretenimiento y aprendizaje. Existen diferentes aplicaciones que nos serán de mucha ayuda para esta tarea- Por ejemplo: Smartick que por su sistema innovador con tan solo usarlo 15 minutos al día los pequeños serán capaces de realizar operaciones como cálculo mental, ordenar de mayo a menos, sumas y muchas operaciones más.

3.-Bingo

Dando un pequeño giro a este juego podemos lograr que nuestros alumnos puedan repasar de forma exitosa las tablas de multiplicar.
Aquí formaremos las palabra Bingo al responder las ecuaciones que van saliendo, es decir si nuestra pelotita dice “ B 3×5” tendremos que marcar la casilla que tenga el número 15. Y así sucesivamente hasta lograr nuestro objetivo.

4.- Juegos didácticos

En las papelerías, mercerías o tienes especializadas podremos encontrar el clásico juego de la lotería pero en lugar de tener personajes como: la sirena y el borracho, tenemos operaciones matemáticas que ayudarán a repasar lo que se aprende en el aula. Y con las repeticiones y pasando momentos en familia será mucho más fácil recordar y aprender.

 

Ahí lo tienen ahora ya sabemos cómo podemos ayudar a los pequeños a repasar y aprender las matemáticas de una forma divertida y práctica. Recuerda ser paciente si logramos que vean el estudio como algo divertido y no como un tormento podremos pasar los conocimientos de una mejor manera. Y así de 10 en 10 y sumando para lograr alumnos exitosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *