8 marzo, 2019

Knausgård: El hombre que vive para escribir

Karl Ove Knausgård no es un escritor fácil y mucho menos su obra, algo que provoque un bienestar al alma. Su libro La muerte del padre es una mirada intima a la vida del autor y la relación con su padre. Como adulto, con frustraciones y estándares que cumplir, lucha por escribir su tercer novela, mientras recuerda su infancia y adolescencia; todo esto, viviendo la muerta de su padre.

Esta libro es la primer entrega de la saga que conforma Mi lucha. Cada tomo puede ser leído independientemente y cronológicamente. Representa diferentes aspectos de la vida de Karl Ove, juntos conforman un proyecto bien recibido en vario países, incluyendo el suyo: Noruega.

Para leer La muerte del padre, hay que estar con los pies bien plantados y el corazón fuerte. Su obra puede llegar a ser una perspectiva del dolor y de la posibilidad de no ser feliz, incluso, cuando se tiene todo aquellos indicado por los cánones sociales.

Knausgård es muestra de que para hacer un buen libro no se necesitan las mejores ideas, ni la elegancia al redactar; originando una lectura fluida. El lector será llevado de la mano a lo largo de libro, casi sin notarlo.

La muerte del padre es prueba de que la estabilidad o rutina basada en pequeños detalles puede llegar a ser una forma de adversidad e incluso, se puede abrazar y disfrutar un estado de descontento. Es posible vivir en un estado de melancolía permanente.

Nadie termina igual después de leer a Karl Ove Knausgård.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *