11 diciembre, 2018

La evolución de la enseñanza de las matemáticas

Las matemáticas, desde los inicios, es un rubro educativo que ha sido fundamental en el desarrollo y aprendizaje del ser humano, sin embargo no siempre fue como lo es ahora, se buscaron distintos métodos para lograr que la enseñanza de las matemáticas fuera eficaz y fácil de compartir.

En el siglo XIX se comenzaron a utilizar herramientas que continúan en la actualidad, tales como son los libros de texto y el pizarrón. Con estas herramientas se logró crear una excelente manera de interactuar entre alumnos y profesor. Es también en esta época que se implementa el uso del ábaco para aprender de mejor manera el el razonamiento matemático y realizar cálculos de manera sencilla.

Es hasta el reinado de Isabel II (1843-1868) que se produjeron tres acontecimientos que repercutieron directamente en el desarrollo y enseñanza de esta ciencia: La primera es la creación de la Real Academia de Ciencias de Madrid, la segunda el nacimiento de las Facultades de Ciencias y la tercera la promulgación de la Ley de Instrucción Pública, en donde se fijaron la estructura y los programas de enseñanza de primaria y secundaria.

En el siglo XX y con la creación del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, se crearon los decretos necesarios para regular los exámenes y los contenidos de bachillerato, para posteriormente fijar los contenidos de matemáticas y limitarlos al aprendizaje de la Aritmética, Geometría, Álgebra y Trigonometría, así como el número máximo de alumnos por aula, que era de 150 alumnos.

Más adelante se redujo el número máximo de alumnos y la participación de los alumnos se vería disminuida en su gran mayoría. Los exámenes se convirtieron en la única referencia que tenía el profesor sobre el progreso y avance del aprendizaje de sus alumnos.

Fue hasta 1959 que surgieron las “Matemáticas Modernas” junto al Coloquio de Royaumont, donde una sección de expertos inspirados por los componentes del Grupo Bourbaki se cambiaron radicalmente los currículos de la enseñanza de las matemáticas. La idea era reformar los planes que ya se consideraban obsoletos, y a pesar de que los resultados fueron lamentables, se fue mejorando esta reforma hasta llegar al nuevo plan de estudios con el que estudiamos actualmente.

¿Ya conocías esta parte de la historia? Recuerda que puedes compartirnos tus dudas, opiniones y comentarios en la parte inferior de esta publicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *