14 diciembre, 2018

La historia de los juguetes de Master of the Universe

A pesar de que en la actualidad los niños cuentan con más tecnología para el entretenimiento, la infancia de cada persona ha sido marcada por varios juguetes. Barbies, Bratz, Max Steels, G.I. Joe’s etc. formaron parte de las aventuras de muchos pequeños. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo funciona la industria de la juguetería?, ¿cómo se conciben las ideas de los nuevos juguetes?

En este blog se cuenta la historia de una de las líneas de juguetes más famosas de toda la historia: Masters Of The Universe (MOTU), y en especial a sus personajes principales He-Man y Skeletor.

Durante la época de los 80’s una de las marcas de juguetes más importantes del mundo decidió lanzar una nueva línea de figuras de acción con base en el espacio que atrajera a los varones y  compitiera contra la famosa saga de Star Wars, propuesta que habían rechazado en años anteriores y que los hizo arrepentirse por su decisión.

Fue entonces cuando David Sweet se dedicó a diseñar un soldado, un bárbaro y un hombre espacial (muy semejante al personaje de Boba Fett de Star Wars). Los empresarios se decidieron por el bárbaro para ser el personaje principal de su próxima línea. A pesar de que existían coincidencias con Conan, se decidió hacerle algunos pequeños ajustes al juguete para evitar los parecidos. Así nació He-Man, un hombre con fuerza sobrehumana que se esconde bajo el alter ego del Príncipe Adam de la Casa de Randor, quien junto a sus amigos busca defender el reino de Eternia y los secretos del Castillo de Grayskull.

Los diseñadores decidieron tomar las piezas sobrantes de otros prototipos para crear al resto de los personajes que saldrían en un principio. Sin embargo, sabían que ante todo debían crear un antagonista que le diera sentido al universo, por lo que decidieron introducir al primer villano en la historia de la industria de los juguetes. Así surgió Skeletor, un mago oscuro que perdió la piel de su rostro, quedando expuesto su craneo, mientras luchaba contra el padre de He-Man para obtener el poder del reino de Eternia. Sus esfuerzos continuaron hasta que logró liderar la Horda del Terror con el fin de enfrentarse a He-Man y conquistar los secretos de Grayskull.

Fue así como la primera serie estuvo lista y salió a la venta en 1982. Eran un total de 8 personajes capaces de realizar golpes de cintura y que incluían algunos accesorios personalizados. Además, los personajes venían con un pequeño comic que explicaba su historia de origen y con ella, la historia de Eternia.

El éxito fue inmediato y pronto se comenzaron a diseñar nuevos personajes bajo la misma temática fantástica espacial. Los juguetes fueron mejorando poco a poco e incluyeron nuevos equipamientos capaces de lanzar agua, fingir explosiones o expulsar secreciones viscosas como el slime.

Para mantener el nivel de las ventas, la empresa decidió hacer lo que nunca antes se había visto: crear una serie de televisión sobre los juguetes. Para lograrlo se contrató a Michael Haperin quien tomó como modelo los minicomics y logró expandir el universo de Master of the Universe. La serie fue estrenada el 30 de septiembre de 1930 e incluso llegó a tener más éxito que la línea de juguetes aunque ambas se complementaban ya que de la serie de televisión surgían nuevos personajes para hacer juguetes y nuevos escenarios o accesorios para crear.

Sin embargo a partir de 1987 las ventas de los juguetes cayeron estrepitosamente y dejaron de fabricarse. Sin embargo dejaron un legado de 74 figuras, varias bestias, escenarios, accesorios y vehículos además de una serie de televisión de 2 temporadas y 130 episodios. Sin embargo su popularidad se mantiene hasta nuestros días, incluyendo una serie particular de She-Ra (hermana de He-Man) para captar al público femenino, una película live-action, dos series de televisión extra y un sin número de muñecos rediseñados con mayor detalle que los originales.

Sin duda la serie de Master of the Universe fue un ícono popular de finales del sigo XX que continúa provocando fanatismo en varios usuarios de internet. Esto nos demuestra la importancia que tienen los juguetes para ampliar la imaginación de los niños mientras se divierten. Quizá ellos sean los adultos del futuro que creen una serie, juguete, aplicación, personaje o universo que sea capaz de marcar a toda una generación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *