29 agosto, 2019

La influencia de Sor Juana Inés de la Cruz

 Sor Juana Inés de la Cruz fue una niña prodigio que desde los tres años aprendió a leer y escribir. Tenía un espíritu lleno de curiosidades y las expresaba sin miedo. Estuvo toda su vida en un convento, en donde pasaba mucho tiempo, ya que ahí podía estudiar filosofía, teología, lenguas, teatro, astronomía, etc. Y durante toda su estancia conoció a muchos hombres de la cultura mexicana que le ayudaron a formar y pulir su estilo de escritura.

Cuando México aún era “Nueva España” los hombres eran los únicos privilegiados con derecho a la educación, y fue Sor Juana Inés quien se atrevió a luchar por la desigualdad que se vivía en ese momento. Su táctica sobresalió, ya que lo único que utilizó para desafiarlo fue precisamente la educación y la escritura y fue tanto su influencia que no sólo cambio el momento, sino que dejo una gran huella en la historia de México.

Hay quienes incluso mencionan su estilo como “sorjuanesco” y esto quiere decir que se basan en la versificación, hiperbatón y alusiones mitológicas.

Algunas de sus obras más conocidas y estudiadas son:

  • Redondillas – Poema
  • Los empeños de una casa- comedia.
  • El mártir del sacramento – drama litúrgico.
  • El divino Narciso – Auto sacramental
  • Respuesta a Sor Filotea de la Cruz.
  • A su retrato – Soneto

En 1695 México sufrió de una epidemia de cólera, Sor Juana ayudó a varias de sus compañeras y murió. Pero dejó toda su sensibilidad y hasta el día de hoy es reconocida nacional e internacionalmente por sus obras literarias y sobre todo por sobresalir en un tiempo donde los roles de género estaban muy marcados y nadie se atrevía a tomar otro camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *