28 mayo, 2019

¿La luna produce terremotos?

Mucho tiempo atrás, incluso de que los humanos existieran, se formaron cuencas en la Luna. Durante mucho tiempo se pensó que estas no presentaban actividad, siendo el último registro de actividad geológica antes de que los dinosaurios habitaran la tierra.

Recientemente, se realizó un estudió con más de 12,000 imágenes que demuestra que estas cuencas han presentado grietas y han cambiado con el tiempo. Esto sugiere que la Luna cambia constantemente.

Las imágenes fueron tomadas por la NASA y demuestra que conforme el satélite natural va perdiendo calor, las series de colinas y grietas poco profundas en la superficie lunar se están contrayendo. Se estima que estas gritas surgieron en los últimos mil millones de años. Lo que lo convierte en un fenómeno “reciente” hablando geológicamente.

Existe una correlación entre la Luna y la Tierra conocida como tectónica, lo que produce un empuje en las montañas y destrucción de grandes masas en la tierra, lo que genera terremotos. Por lo tanto, conforme la Luna pierde calor, se ven impactadas las placas tectónicas de nuestro planeta. La perdida de calor contrae el interior y arruga la superficie de la Luna. Un ejemplo de esto, es lo que sucede con las llantas en temporada de frío, el aire se contrae y ablanda la superficie.

Se puede decir que estas grietas serpentean sobre la superficie de la tierra y abarcan varios kilómetros. La más larga llega a medir 400 km. En el caso de las colinas, son esculpidas debido a la empuje y atracción tectónica, estas se le conocen como escarpes lobulados.

Lo cierto, es que aún queda mucho por descubrir. Estos hallazgos, demuestran la importancia de volver a visitar la Luna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *