18 abril, 2019

Las 10 pinturas más famosas de la historia

La pintura es una de las expresiones artísticas más importantes de la historia. Desde las imágenes rupestres, pasando por la revolución que provocaron las vanguardias, hasta las obras postmodernas, la pintura ha marcado a la humanidad no sólo porque fue la primera manera en que el hombre logró plasmar lo que le sucedía sino que ha ayudado a promover diferentes tipos de ideologías sociales y pensamientos personales que generaron cambios de época, establecimientos de poder y nuevas maneras de ver el mundo.

Es por eso que aquí te dejamos las 10 pinturas consideradas como las más famosas debido a su trascendencia en la historia del arte y su impacto en la humanidad.

1.- Mona Lisa, Leonardo da Vinci 

También conocida como La Gioconda (la alegre en español)es la obra más visitada y fotografiada del mundo. Actualmente se encuentra en el Museo del Louvre en París y se caracteriza por ser una gran ejecución de la técnica del claroscuro que enfatiza la sonrisa de la mujer. Esta obra tiene muchas teorías ocultas sobre la verdadera identidad de la Gioconda, algunos dicen que era la amante de da Vinci, otros, que es una representación femenina del propio autor. Sin embargo la tesis más aceptada es que la modelo en realidad se llamaba Lisa Gherardini un noble italiano que encargó el retrato a Leonardo.

2.- La Última Cena, Leonardo da Vinci 

Otra pintura del maestro italiano. En esta ocasión da Vinci representó el momento en que Jesús y sus apóstoles se reunieron en la última cena previa a la crucifixión, hecho narrado en el Evangelio de San Juan. Esta pintura es una de las más importantes de la época del Renacimiento y es muy reconocida debido a su tratamiento de la perspectiva y los simbolismos ocultos en ella. Fue pintada en óleo sobre yeso y actualmente se ubica en la iglesia de Santa Maria delle Grazie. Aunque no se ha logrado comprobar nada, Dan Brown utilizó esta obra como eje central de su novela El Código da Vinci donde gracias a la interpretación del cuadro se lograba encontrar el Santo Grial.

3.- Capilla Sixtina, Miguel Ángel

Michelangelo realizó una de sus obras más representativas e impactantes nada más y nada menos que dentro de la capilla sixtina del Vaticano. La obra fue encargada por el papa Julio II quien le dio la confianza al artista a pesar de su corta carrera. En el techo se muestran iconografías de la historias del Génesis, como la creación del hombre, el diluvio y el renacer de la humanidad gracias al Arca de Noe. Después del gran trabajo, el papa Clemente VII de Medicci le encargó a Miguel Ángel que completara la capilla pintando la pared del altar con el Apocalipsis o el juicio universal. Esta es otra de las pinturas más importantes, la cual se puede ver visitando la iglesia del Vaticano.

4.- Guernica, Pablo Picasso

El máximo representante del cubismo a nivel mundial será recordado siempre por esta obra en la cual pintó, con su peculiar estilo, este mural que impacta por su tamaño y lo que representa. En esta ilustración Picasso plasmó la tragedia del bombardeo a la ciudad de Guernica durante la Guerra Civil Española y demuestra el sufrimiento de la gente y algunos animales. Con un tamaño de 3,49 metros x 7,77 metros, verlo en persona empequeñece al espectador ante las problemáticas y las desgracias que vienen con la guerra. Actualmente se encuentra en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en Madrid.

5.- Las Meninas, Diego Velázquez

Este cuadro es un óleo sobre tela que hipnotiza a quien lo ve gracias a su composición en planos y su perfecta proporción áurea, enfatizada por la iluminación. Es también la máxima obra de Velázquez, un pintor español del Siglo de Oro quien se dio el lujo de aparecer dentro de la misma pintura, mientras retrataba una escena cotidiana en la corte de Felipe IV. Ahora la obra se exhibe en el Museo del Prado.

6.- La Noche Estrellada, Vincent Van Gogh

Aunque el autor holandés no logró ser reconocido en vida, después de su muerte obtuvo la fama que merecía y su obra ahora se considera como una de las mejores en cuanto al postimpresionismo se refiere. En la Noche Estrellada, Vincent plasmó una vista nocturna desde el sanatorio de Saint Rémy, lugar donde pasó los meses previos a su deceso mientras era tratado a causa de una enfermedad mental. En este cuadro se logra percibir lo inquietante y vibrante que era la mente del pintor. Actualmente el cuadro se encuentra en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

7.- El Grito, Edvard Munch

Esta es la obra perfecta para representar el expresionismo, una corriente pictórica donde el sentimiento de los personajes se mezclaba con el ambiente y el uso de colores opacos era la tendencia. En este cuadro Edvard Munch nos muestra a una persona con el rostro deformado junto a un paisaje poco definido que acentúa la desesperación del personaje principal, todo mientras dos figuras antropomórficas se alejan de él dejándolo en una mayor soledad y tormento. La pintura original se encuentra en la Galería Nacional de Oslo.

8.- La Persistencia de la Memoria, Salvador Dalí

Esta es una de las obras más importantes del surrealismo, estilo que se caracteriza por representar una realidad onírica, un viaje a través de los sueños, el subconsciente y los deseos más profundos del hombre. En esta obra, Dalí utilizó los relojes derritiéndose en medio de un desierto para representar el tiempo y la medida de la eternidad que el hombre jamás llegará a conocer. En medio de la arena se encuentra una figura que parece ser el perfil de Dalí quien se recuesta para soñar toda la escena. Este cuadro puede verse en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

9.- El Beso, Gustav Klimt

Aunque su peso en la historia del arte no es tan grande, El Beso ha tomado una gran popularidad entre las generaciones actuales y es uno de los cuadros más buscados en internet. El cuadro es un lienzo al óleo y hojas de oro, técnica muy característica de Klimt quien es reconocido como uno de los grandes representantes del  art nouveau, corriente que otorgaba mayor valor estético a objetos cotidianos y que tomaba inspiración de la naturaleza para lograrlo. Esta fue una época en la que el erotismo comenzó a ganar presencia dentro del arte por lo que se representó a dos amantes unidos en un beso que los hace flotar en un espacio dorado, uniendo sus energías opuestas a pesar del ligero apartamiento de la mujer. Este cuadro se puede observar en la Galería Belvedere en Viena, Austria.

10.- Latas de sopa Campbell, Andy Warhol

Warhol fue el máximo representante del popart, corriente artística que buscaba otorgarle estética a la vida cotidiana y los objetos de consumo tales como: anuncios publicitarios, comics, estrellas del cine. En su filosofía, un objeto mundano también estaba dotado de gran belleza y, por sus características de producción en masa, dicha belleza lograba ser trasladada a cada hogar, haciéndola más popular. Esta obra es en realidad una serie de 32 pinturas con las diferentes variedades de esta marca de sopas. Con ella, Warhol logró realizar su primera exposición individual y logró su objetivo de convertir un objeto cotidiano en una obra de arte. Esta serie se encuentra actualmente en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *