11 diciembre, 2019

¿Por qué damos regalos en Navidad?

Cuando escuchamos la palabra “Navidad” lo más probable es que lo primero que venga a nuestra mente sean los regalos, el arbolito, la decoración navideña y cosas similares, pero ¿realmente conoces el origen de estas tradiciones? ¿Sabes por qué damos regalos a nuestros seres queridos en Navidad? Si bien, una parte tiene que ver con la dicha de demostrar nuestro afecto y agradecimiento, hay un origen para esta bella tradición.

Como toda tradición, el intercambio de regalos tiene su propio origen.

Una de las principales razones por las que damos y recibimos regalos en esta época, tiene que ver con el recordar el acto simbólico de los Reyes Magos llevándole incienso, oro y mirra a Jesús cuando nació y cada uno de ellos tenía su significado:

 

 

  • Incienso: Entregado por el más joven de los reyes magos, Gaspar, proveniente de Asia. El incienso es el símbolo de Dios, por eso es común que hasta la fecha siga siendo utilizado en celebraciones de carácter religioso. 
  • Oro: El más preciado de los metales, fue entregado por Baltasar, proveniente de África. Es símbolo de realeza, dignidad, soberanía y autoridad. Representa posición, gobierno y dominio; da seguridad, influencia e identidad al que lo posee.
  • Mirra: Entregado por Melchor, proveniente de Europa. En aquel entonces su uso era principalmente para celebraciones santas, hoy en día es normalmente utilizado para la elaboración de perfumes.

 

 

Cada regalo que le obsequiaron los Reyes Magos al niño Jesús tiene un significado especial y simbólico.

Sin embargo, la tradición de intercambiar obsequios en estas fechas, se remonta a la antigua Roma, incluso antes de que se celebrara la Navidad. En aquellos tiempos se llevaban a cabo las celebraciones de la saturnalia desde el 17 hasta el 24 de diciembre; en estas fiestas honraban a Saturno, Dios del grano, con grandes y deliciosos banquetes, además de claro intercambiar regalos, donde uno de los más comunes eran la velas de cera (cerei), las cuales simbolizaban la luz que acababa con la oscuridad del Caos y anunciaba una nueva luz o nuevo año.

 

Ruinas del templo de Saturno en Roma.

Respecto a la historia de Papá Noel, Santa Claus o San Nicolás, existen varias versiones y anécdotas de él, pero se cree que la costumbre de celebrar en Navidad con regalos traídos por él, podría tener su origen en siglo IV en lo que actualmente conocemos como Turquía, donde vivía un joven llamado Nicolás que quedó huérfano desde pequeño, heredando una gran fortuna que fue repartiendo entre pobres y desamparados, para después convertirse en sacerdote a los 19 años para después alcanzar el grado de santo. Se le atribuyen varios milagros y anécdotas de las que también se originan otras tradiciones navideñas.

 

Alrededor del mundo, familias y amigos se dan regalos para celebrar la Navidad y aunque en la mayoría de los países los niños pequeños tienen la creencia de que es Papá Noel o Santa Claus el encargado de repartir los obsequios, en países como Alemania creen en el Kris Kringle que hace referencia al “Niño Cristo” y se refiere al niño Jesús, en España creen que los Reyes Magos son los encargados de traer los obsequios y en partes de Italia existe la creencia de que se trata de una mujer de edad avanzada llamada Befana.

En la mayoría de los países es Santa Claus el encargado de dar regalos a los pequeños.

En algunos hogares de nuestro país el encargado es Santa Claus, aunque también hay otros donde es el niño Jesús, celebrando adicionalmente en enero el día de los Reyes Magos donde también se acostumbra dar y recibir regalos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *