¿Por qué lloramos cuando somos felices?

Precaución. El siguiente blog es apto para personas sensibles y sentimentales, no se recomienda ninguna discreción.

Vamos a sentarnos a platicar acerca de los recuerdos o momentos que nos han provocado una explosión de sentimientos al grado de provocarnos el llanto. ¿Alguna vez te has preguntado por qué lloramos?  Resulta ser que nuestro cuerpo está perfectamente bien planeado para saber qué hacer en casos de crisis y también tiene la capacidad de sanar y una de estas maneras es a través del llanto.

Cuando tenemos emociones que nos hacen experimentar tristeza, sufrimiento o dolor, las lágrimas salen al rescate con su efecto analgésico llamado leucina encefalina, ésta, cual ‘curita’ para raspones, hace que nos sintamos mucho mejor después de llorar a cántaros. ¡Pero! No solo lloramos en respuesta a emociones negativas, ¿te has percatado de que la felicidad también nos hace llorar? Esto sucede porque cuando somos muy felices por un momento, en realidad estamos sufriendo un desequilibrio emocional, entonces, rápidamente la lágrimas salen a lo suyo para recuperar la tranquilidad.

 

Pero esto de mantener el equilibrio emocional de todo nuestro cuerpo es una responsabilidad que el llanto no puede resolver solo, también existen otras reacciones que aparecen para ayudar, por ejemplo: la risa nerviosa que se desata en algunos ante situaciones difíciles o inquietantes. O esa fusión de carcajadas y llanto incómodo que confunde a todos ante una situación de tristeza. Sí, nuestro cuerpo es un tanto extraño, pero al final del día cuando comprendemos nuestras formas de reaccionar y controlar nuestras emociones son la clave para poder mantener nuestra salud mental y física.

Así que la próxima vez que te sientas en un desborde de emociones, no te preocupes y tampoco te sientas mal, es algo muy natural y tu cuerpo siempre reaccionará para ayudarte.

¿Cuál fue el momento que te hizo llorar de felicidad?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *