30 septiembre, 2019

¿Por qué los plásticos son biodegradables?

Todos los deseas se generan millones de toneladas de basura y contaminamos en planeta de una forma inimaginable. Cada día estamos más concretizados acerca de la contaminación y los impactos de residuos que generamos diariamente. 

Gracias a ello, se han creado productos biodegradables y aunque eso no es la solución del todo debido al gran problema de basura mundial que tenemos es un gran avance. 

¿Cómo es posible la biodegradación?

Existen dos tipos de procesos de biodegradación: aeróbica (en presencia de oxígeno) y anaeróbica (ausencia de oxígeno). La principal diferencia entre ambas es que la anaeróbica produce biogás, principalmente metano, un gas con efecto invernadero que contribuye al calentamiento global del planeta. Es el mismo que producen los gases de las vacas, los humanos y otros muchos animales (que a veces parece que las pobres vacas siempre tienen la culpa de todo).

¿Qué son los plásticos biodegradables?

Se fabrican usando materias primas orgánicas que se obtienen de fuentes renovables o de residuos diarios como plátanos, yuca, celulosa, legumbres, polisacáridos, aceite de soja o fécula de patata. Estos materiales, al ser residuos orgánicos pueden ser degradados por los microorganismos, como bacterias y hongos.

Hay principalmente tres tipos de plástico dependiendo de su composición:

Plásticos convencionales. Están fabricados a partir de materias primas no renovables, cómo el petróleo. No son biodegradables, es decir, no sirven de alimento a ningún ser vivo. Según el informe de Ecologistas en acción, desengancharse del plástico, sólo se degradan con la radiación solar perdiendo resistencia y rompiéndose en partículas cada vez más pequeñas, sin cambiar su composición química. Cuando su diámetro es inferior a 5 mm., se denominan microplásticos.

Plásticos convencionales con un “toque verde”. Son plásticos convencionales fabricados a partir de materias no renovables a los que se les añade algún aditivo que les ayuda a degradarse. Es cierto que una vez acabada su vida útil se rompen más fácilmente pero no hay evidencias científicas de que los microbios los consuman por completo, por lo que parece muy probable que acaben descomponiéndose en trozos cada vez más pequeños, sumándose así al mundo de los microplásticos.

Plásticos biodegradables. Fabricados a partir de materias primas renovables, como el maíz, la yuca, las patatas o el trigo. Estos plásticos sí se pueden biodegradar y, por lo tanto, transformarse en elementos químicos naturales y reintegrarse al ciclo natural de carbono.

 

Cuánto tardan en degradarse el plástico biodegradable y el normal

Lo cierto es que una bolsa de plástico, aunque sea biodegradable, también demora un tiempo en degradarse. Frente al tiempo que tardan los convencionales, los biodegradables (como decíamos, no todos los que dicen serlo lo son) comienzan a degradarse en torno a los 18 meses (por eso llevan fecha de fabricación) hasta un período que va entre 1 año y medio a 3 años, que en realidad no es poco tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *