¿Por qué se producen los mareos?

Seguramente más de una vez en la vida  te has sentido “atontado” o tienes una sensación de “desmayo” y no encuentras cómo sostenerte, ¡es una sensación horrible! ¿Sabes qué es esa sensación? Los mareos son una de las causas más frecuentes por la que los adultos visitan al médico y su tratamiento depende de su origen y de los síntomas.

Hay varias causas por las cuales se producen, entre ellas, alteraciones en el oído interno, cinetosis o aturdimiento provocado por el movimiento y efecto de ciertos medicamentos. En ocasiones, la causa es un trastorno oculto, por ejemplo, mala circulación, infección o una lesión.

Posibles causas:

La sensación de vértigo

El vértigo es una sensación falsa de que el entorno gira o se mueve. Cuando existe un trastorno del oído interno, el cerebro recibe señales del oído interno que no coinciden con la información que los ojos y los nervios sensoriales están recibiendo. 

Problemas circulatorios que causan mareos

Cuando el corazón no bombea suficiente sangre al cerebro, puedes sentir mareo, debilidad o falta de equilibrio. Entre las causas están:

Descenso de la presión arterial.

Mala circulación sanguínea.

Baja concentración de azúcar en la sangre (hipoglucemia)

Esta afección generalmente se manifiesta en las personas con diabetes que utilizan insulina. Los mareos (aturdimiento) podrían estar acompañados por sudoración y ansiedad.

Hipertermia y deshidratación

Cuando estás en actividad en un clima caluroso o no bebes suficientes líquidos, puedes sentir mareo debido a que tu temperatura corporal aumenta más de lo normal (hipertermia) o te deshidratas. Esto es particularmente cierto si tomas determinados medicamentos para el corazón.

Trastornos neurológicos

Algunos trastornos neurológicos, como la enfermedad de Parkinson y la esclerosis múltiple, pueden dar lugar a una pérdida progresiva del equilibrio.

Trastornos de ansiedad

Ciertos trastornos de ansiedad podrían causar aturdimiento o sensación de atontamiento, a lo que a menudo se llama «mareo». Estos trastornos comprenden a los ataques de pánico y al temor a salir de casa o a estar en espacios grandes y abiertos (agorafobia).

Baja concentración de hierro (anemia)

Si tienes anemia, otros signos y síntomas que posiblemente se manifiesten junto con los mareos son cansancio, debilidad y palidez.

Medicamentos

Los mareos pueden ser un efecto secundario de ciertos medicamentos, como los anticonvulsivantes, los antidepresivos, los sedantes y los tranquilizantes. En particular, los medicamentos para bajar la presión arterial podrían causar desvanecimiento si disminuyen demasiado la presión arterial.

 

Tratamiento

Los mareos a menudo mejoran sin tratamiento. En un par de semanas, el cuerpo suele adaptarse a cualquier factor que los cause.

Si necesitas tratamiento es necesario que acudas al médico, de esta forma podrá diseñarte un tratamiento según la causa de la enfermedad y tus síntomas.

No te olvides de dejarnos en los comentarios tu opinión acerca de este blog y no te pierdas los próximos episodios de El Sentido de las Cosas.

 

1 comentario

  • Verdaderamente sentir un mareo es muy desagradable, causa angustia y ansiedad. La información proporciona es explícita y clara; para considerarla cómo diagnóstico. De gran valía e importancia este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *