26 noviembre, 2018

¡Pueblo minero con sabor a mezcal!

Demos un viaje a uno 125 kilómetros de la capital de Zacatecas a un Pueblo Mágico ubicado entre los límites de San Luis Potosí, aquí encontrarás un lugar llamado Real de Nuestra Señora de la Purísima Concepción de Cuzco y Descubrimiento de Minas que llaman de la “Sierra de Pinos”, pero es conocido como Pinos.

Según historiadores y habitantes de ese lugar el nombre se debe a la principal actividad a la que este pueblo se dedica, la minería, y además por estar rodeado de unos prominentes arboles de pino que rodean el lugar.

Debido a la riqueza mineral de su suelo rápidamente numerosas haciendas fueron construidas que hoy en día únicamente pueden verse sus restos. Pinos, es un total deleite para la vista pues desde tu llegada puedes ver las grandes montañas rojizas y un suelo cubierto por nopales lo que provoca a la vista una combinación de colores mágicos.

Este pueblo es ideal si te gusta de pasear por calles tranquilas y contemplar sus coloridas fachadas novohispanas que sin duda son de gran valor histórico, de las que resaltan la parroquia de San Matías  y el Templo de Tlaxcalilla. 

 

Seguramente después de caminar y conocer un poco de su historia te enamorarás de Pinos y querrás llevarte un pedacito a tu casa, para eso  te invitamos a visitar los talleres  de barro y adquirir uno de sus falsos jarritos, incluso hay talleres en los que los locatarios pueden explicarte todo el proceso para su elaboración. Los jarritos son famosos pues al ser una tierra productora de mezcal son ideales para conservar su sabor.

Hablando de mezcal el elaborado en esta región es altamente reconocido por su tipo de elaboración y sabor, el cual puedes degustar mientras contemplas sus jardines de agave. Y para darle sazón a este viaje en sus restaurantes podrás encontrar una gran variedad de platillos preparados con nopal al ser uno de los principales vegetales de la región otro platillo conocido es el conejo con mole de pinole, gordas de horno, melcocha, pulque y el queso de tuna.

Recuerda que este viaje gastronómico lo hacemos juntos, comparte con nosotros tus experiencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *