21 octubre, 2019

¿Realmente existe el umbral del dolor?

¿La teoría del “umbral del dolor” es real? ¿Realmente existe o solo es un dicho para justificar que algunas personas son más sensibles que otras? Un nuevo estudio publicado en “Cell Reports” una revista especializada nos revela si esto es verdad o mentira.

Cada vez que se habla sobre el dolor que ciertos eventos pueden provocarnos o no; como un tatuaje, una perforación, donar sangre o una inyección, puede variar dependiendo de las personas, pero muchos dudan de la veracidad de esto.

 

Sin embargo, Yarimar Carrasquillo, investigadora del Centro Nacional para la Salud Integradora y Complementaria (NCCIH, por sus siglas en inglés), encontró que realmente si es diferente y existente el dichoso umbral del dolor y que se genera en la amígdala central, una estructura que cumple una función esencial en la decodificación de las emociones.

Se encontró que la actividad de en la amígdala central en conjunto con la proteína quinasa C-delta amplifica el dolor, mientras que las neuronas que expresan somatosina lo inhiben en la cadena de transmisión en los nervios que conducen el dolor desde el sistema nervioso central hasta el cerebro que lanza esta alerta.

Esto en muchas personas incluso puede ser un problema, pues algunas personas pueden ser muy sensibles al dolor como es el caso de un padecimiento llamado “dolor crónico” y cerca del 11% de los adultos mayores sufren de esto y puede causar que generen dependencia a opacios, analgesicos y otros medicamentos para inhibir el dolor crónico causando daños en el riñón y algunas veces hasta un efecto contrario, ausencia del dolor total.

Por otro lado la ausencia del dolor o la sobreproducción de somatosina puede causar daños pues el dolor es una alerta para las personas. El dolor es como la alarma de los autos que nos avisan cuando algo está mal, lo mismo causa el dolor en los seres humanos, nos avisan que algo anda mal, desde una exposición a algo que nos está lastimando como fuego o frío intenso que provoca erosiones en la piel o quemaduras, hasta un apendicitis que en muchas personas y debido a su poco “umbral del dolor” puede ser perjudicial.

Sin duda la sensibilidad y el “umbral del dolor” es diferente en cada persona, desde un punto de vista biológico debido al sistema nervioso central, pues es quién envía la respuesta de lo que el cuerpo esta sintiendo, desde frio o calor, hasta dolor fuera o dentro de cuerpo humano, esto puede variar en cada personas.

Hoy aprendimos en La Evolución De, aprendimos que también tiene que ver a nivel neuronal que podamos o no reaccionar a las respuestas del sistema nervioso central, de diferente manera debido a ciertos neurotransmisores que se producen en la amígdala central y con esto también la forma en la que tomamos las emociones pues es diferente que sintamos mucho dolor y la forma en la que nos hace sentir, así como si no lo sentimos y cómo reaccionamos a eso. Cuéntanos: ¿cómo es tu umbral del dolor y a qué crees que se debe?

 

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *