18 diciembre, 2018

Si la vida te da tapitas pon un tapón a la indiferencia

¡Hola!

Esta tarde me enteré que el proyecto del Banco Tapitas es una gran iniciativa que demanda el compromiso de las personas y empresas que se suman como voluntarios.

Resulta que cuando fui con Angie a dejar mis tapitas, los señores de la ferretería de la esquina me dijeron que ellos tuvieron que comprar la caja acrílico que es la gran alcancía de tapitas. Más tarde, son ellos mismos quienes llevan todas las tapas recolectadas al Banco de Tapitas, lugar en donde se hacen las transacciones para dirigir los recursos a los niños que los necesitan.

Por ejemplo: si un pequeño necesita una operación, él puede quedarse en la estancia del Banco de Tapitas, ahí le darán alojo, alimentación y mucho amor.


Así que por favor, la próxima vez que compres algún producto y éste tenga una tapita (no importa cuál o de qué tipo sea pero preferentemente con rosca), guárdala, ahórrala y llévala a Banco de Tapitas, ten la seguridad de que se ganarán muchas sonrisas.

Atentamente

Sam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *