15 febrero, 2019

¿Ya conoces la “música con intención”?

En algunas generaciones, se creía que el estudio debía ser en completo silencio y sin distracciones para una mejor memorización. No obstante, los métodos de aprendizaje se han ido modificando, al igual que las generaciones han ido evolucionando. ¿Pero qué pasa si agregamos música a este proceso?

Diversos estudios han reconocido la influencia de la música sobre estado de ánimo o algunos padecimientos como la ansiedad o el estrés. Y así, como se reconoce el impacto sobre diversas áreas del cerebro, el sonido puede llegar a ser una fuente de motivación.

La música puede ser clave para para potenciar el aprendizaje cognitivo. Es importante mencionar que es necesario implementar los sonidos correctos para lograr el efecto deseado. Parte del estudio menciona que las piezas instrumentales o de música clásica resultan más recomendables, ya que melodías con letra pueden ser una distracción. Algunas personas llegan a tener tal autocontrol emocional que aún las canciones con letra cumplen la función deseada.

En conclusión, existe la oportunidad de implementar música a la hora de estudio. En la actualidad existen diversas piezas que han sido creadas específicamente con el objetivo de beneficiar la concentración, a esta se le conoce como música intencionada. Y entre dichas intenciones está estimular la concentración, motivación o relajación.

¿Ya pensaste cómo te quieres sentir hoy? Sólo tienes que elegir la música correcta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *